Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Sarah Ferguson y el momento más duro que vivió en la realeza británica

A la duquesa de York se la conoce como Fergie. Un apodo cariñoso al que también se sumó otro que transformó sus días en una pesadilla.

Sarah Ferguson confesó cuál fue el momento más duro que vivió en la realeza británica
Sarah Ferguson confesó cuál fue el momento más duro que vivió en la realeza británica

Sarah Ferguson, duquesa de York, se volvió popularen el Reino Unido con el cariñoso apodo de Fergie. Pero, para desdicha suya, a lo largo de los años también debió soportar otro que la sumió en el proceso más doloroso.

Y es que durante la etapa en que su imagen pública atravesaba su momento más bajo, tras el mediático divorcio del príncipe Andrés, los tabloides comenzaron a llamarla Duchess of Pork, haciendo un juego de palabras con su título nobiliario y la palabra “cerdo” en inglés para burlarse de su aspecto físico.

La mamá de las princesas Eugenia y Beatriz había comenzado a buscar consuelo en la comida durante sus años en un internado y a partir de ese momento entró en una dinámica muy nociva que la llevaba a comer sin control solo para sufrir después enormemente mientras trataba de adelgazar.

“Me refugiaba en las salchichas y los sándwiches de huevo con mayonesa. Fue una dinámica que continuó también cuando me hice adulta”, reveló al periódico The Sun. “Cuando mi marido se ausentaba, me entristecía y entonces comía aún más y engordaba. La comida era mi mejor amiga y recurría a ella siempre que las cosas se ponían difíciles”, agregó.

Descubrir que el resto del mundo había empezado a referirse a ella por ese apelativo tan ofensivo no hizo más que agravar sus inseguridades y hundirla en esa espiral: “Llegó un momento en el que ni siquiera soportaba mirarme al espejo. Por suerte, eventualmente fui capaz de hacer algo al respecto”, aseguró la duquesa.

A lo largo de su vida, Fergie soportó todo tipo de dietas, como la ketogénica, y programas que le obligaban a contar calorías. Por fortuna, en la actualidad se encuentra por fin en un punto en el que siente que su peso está bajo control.

Por todo lo vivido, ahora Ferguson quiso sumarse a una campaña nacional para reducir el índice de obesidad y sobrepeso en niños y adultos.

“Se trata de una de las mayores crisis de salud que afronta nuestro país, y las enfermedades relacionadas con la obesidad le cuestan al NHS -el servicio nacional de salud- más de seis mil millones de libras al año”, señaló Fergie.

Fuente: Quien.com