Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El incómodo e inevitable reencuentro que vivirán Charlene y Carolina de Mónaco

Los rumores dicen que las mujeres no se hablan y hasta “pelean” por el puesto de primera dama del “trono” del principado.

El incómodo e inevitable reencuentro que vivirán Charlene y Carolina de Mónaco
El incómodo e inevitable reencuentro que vivirán Charlene y Carolina de Mónaco

El príncipe Alberto II de Mónaco se encontraría “atrapado” entre dos aguas. Y es que según dicen los rumores en torno a la familia real, Charlene, su esposa, lo presiona para que aparte a su hermana, la princesa Carolina, y así acabar con con lo que llaman esa especie de bicefalia en el puesto de primera dama.

Sin embargo, Carolina sabe que aporta al principado su glamour y su 'savoir faire', razón por la que no está dispuesta a dejarse avasallar. Desde hace unos años, cada vez que Charlene y Carolina de Mónaco coinciden en un acto real, es evidente que existe una incomodidad entre ellas.

Y aunque este 2020 solo se vieron en una ocasión desde el año pasado, debido a la pandemia, ahora se acerca un evento anual en la familia real monegasca en el que es posible que se tengan que reencontrar: el Día Nacional de Mónaco celebrado el 19 de noviembre.

Cabe mencionar que si no hubiera sido por el funeral de su prima Elisabeth de Massy en junio, la esposa y la hermana del príncipe Alberto II no se habrán visto las caras en este año. Una técnica que utilizan para evitar momentos incomodos es que, si Charlene acompaña a un acto a su marido, Carolina no asiste y viceversa.

Debido a la pandemia del coronavirus, este año las celebraciones del Día Nacional serán muy distintas, y como medida de prevención en la propagación del virus no habrá el tradicional desfile militar que la familia Grimaldi veía desde el balcón del palacio. Tampoco habrá entrega de medallas, que en esta ocasión serán enviadas a los domicilios de los premiados.

Solo la misa que se realiza en la catedral y el concierto de Cecilia Bartoli, que suele cerrar con broche de oro las celebraciones, se mantienen este año. También se supo que el reencuentro podría cancelarse debido a que solo asistirá un grupo reducido de miembros de la familia.

Y es que Carolina regularmente pasa el tiempo en el principado y en París, junto a su hija Carlota Casiraghi, así que en caso de que esté fuera de Mónaco podría enfrentarse a restricciones que no le permitan viajar para el acto oficial.

Esta situación también la enfrentaría Carlota, quien, por cierto, el año pasado fue una de las grandes ausentes y de ser así, en esta edición pasaría exactamente lo mismo. A la lista también se sumaría Louis Ducruet y su esposa, Marie Chevallier, ya que recientemente se mudaron a Reino Unido por los proyectos profesionales del hijo de Estefanía de Mónaco.

Fuente: quien.com