Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

En alerta máxima, Francia llora a los muertos en Niza y se lanza a investigar el ataque islamista

En Túnez, autoridades abrieron hoy una investigación sobre una reivindicación en Internet del ataque de ayer en Niza en nombre de un grupo islamista, Organización Mahdi.

En alerta máxima, Francia llora a los muertos en Niza y se lanza a investigar el ataque islamista
En alerta máxima, Francia llora a los muertos en Niza y se lanza a investigar el ataque islamista

Cientos de personas prendieron hoy velas y rezaron en silencio frente a la iglesia de la ciudad francesa de Niza donde un joven islamista tunecino asesinó con un cuchillo a tres personas, mientras el país reforzó su seguridad en medio de fuertes tensiones con el mundo musulmán por la publicación de caricaturas del profeta Mahoma.

En Túnez, autoridades abrieron hoy una investigación sobre una reivindicación en Internet del ataque de ayer en Niza en nombre de un grupo islamista, Organización Mahdi, hasta ahora desconocido, mientras que la madre del atacante, que fue herido de gravedad y está detenido en Francia, dijo que estaba conmocionada por la noticia.

Entretanto, miles de musulmanes protagonizaron hoy más protestas contra Francia, en algunos casos violentas, en países islámicos de África, Medio Oriente y Asia, indignados con la publicación de las caricaturas de Mahoma en la revista satírica Charlie Hebdo y con la defensa que ha hecho de ellas el presidente francés, Emmanuel Macron.

En Francia, la policía detuvo anoche a un segundo hombre en relación con el ataque en la basílica de Notre Dame de la sureña ciudad mediterránea, informó hoy una fuente judicial.

El nuevo detenido tiene 47 años y es sospechoso de haber estado en contacto con el atacante la noche antes del atentado, dijo la fuente, que pidió no ser identificada, citada por la agencia de noticias francesa AFP.

El atacante de Niza tenía una copia del Corán, dos teléfonos y un cuchillo cuando entró en la iglesia alrededor de las 8:30 de la mañana, según dijo ayer el fiscal antiterrorista de Francia, Jean-Francois Ricard.

Degolló a una mujer de 60 años y al sacristán del templo de 55 años, y apuñaló a una mujer brasileña de 44 años y madre de tres hijos que logró huir a un restaurante vecino pero que murió poco después de sus heridas, agregó, sin identificar a las víctimas.

Medios franceses dijeron que el sacristán se llamaba Vincent Loques y era padre de dos hijos, y que la víctima brasileña se llamaba Simone Barreto Silva, que había estudiado cocina en Niza y ayudaba a ancianos y a otras personas vulnerables.

El autor del atentado fue identificado por medios franceses y autoridades tunecinas como Brahim Aouissaoui, de 21 años.

Fuente: Télam