Video inédito: la cara de alegría y asombro de Manu Ginóbili al ver los espectaculares fuegos artificiales en la ceremonia inaugural de Río 2016

El basquetbolista compartió uno de los recuerdos que atesorará de sus últimos Juegos Olímpícos, en un gran video en 360º. ¡Mirá!

La reacción de Manu Ginóbili al ver los fuegos artificiales de la ceremonia inaugural de Río 2016

Emanuel Ginóbili (39) es considerado uno de los mejores deportistas de la historia de nuestro país y, a pesar de todavía estar en actividad, ya se convirtió en leyenda.

El hombre oriundo de Bahía Blanca es emblema de la Generación Dorada de básquet que ganó la Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, tras vencer en las semifinales al Dream Team de Estados Unidos. Además, es uno de los jugadores extranjeros más importantes de la historia de la NBA.

Con la llama olímpica apagada pero el fuego sagrado aún recorriendo su corazón, tras su despedida de la Selección Argentina Manu compartió en su blog recuerdos que atesorará de su cuarta y última participación en Juegos Olímpicos. Y entre ellos se destaca el que vivió en la Ceremonia Inaugural.

El crack del básquet mostró un video que grabó en 360 grados con los impresionantes fuegos artificiales del final del evento desde el centro del Maracaná. Lo particular del caso es que si elegís girar la imagen y posarte sobre su cara, te vas a sorprender con su alegre y espontánea reacción, cual niño que está viendo un show espectacular.

"Habitualmente de la Ceremonia Inaugural no vemos casi nada. Cuando parte de lo más interesante sucede, nosotros estamos llegando al estadio, así que hace cuatro ediciones que no tengo idea qué  pasa antes de nuestra entrada. A los atletas los mata las siete u ocho horas que pasan parados desde que salen de la habitación hasta que regresan, por eso muchos prefieren desfilar y volverse inmediatamente a la Villa a descansar. Nosotros, beneficiándonos de las fechas y horarios (debutábamos dos días después y a las 22.30hs) nos quedamos y aprovechamos para hacer un poco de sociales, sacar algunas fotos y esperar el momento en que se enciende la llama olímpica que siempre es muy fuerte. Tuve la posibilidad de filmar un par de videos cortos con la cámara 360 del último tramo del desfile y los fuegos artificiales del final. Espero los disfruten", escribió Manu Ginóbili junto con el video. Una perlita genial de un momento único para cualquier deportista, en la piel del mejor basquetbolista argentino de la historia, quien la disfrutó como uno más. Grandeza.