Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La triste historia de Olivia, la perra que derritió de amor a China Suárez: "Pensé que no lo iba a lograr"

La dueña del animal, que pasea cargando peluches en su hocico, contó que sufrió una depresión a raíz de la muerte de su anterior amo.

La China Suárez se maravilló con la actitud de Olivia que sale a pasear con hebillas y peluches
La China Suárez se maravilló con la actitud de Olivia que sale a pasear con hebillas y peluches

Esta semana, China Suárez sorprendió a sus seguidores de Twitter cuando compartió un video de Olivia, una perra golden retriever que pasea cargando muchos peluches en su hocico y con colitas en sus orejas. La actriz se mostró conmovida con el aspecto y la actitud de la mascota, pero su dueña explicó que sufrió una profunda depresión de la que pudo salir con mucha ayuda.

Según le contó Malena Stein a la revista ParaTi, Olivia perteneció antes a un hombre llamado Luis que falleció sin poder dejarla al cuidado de algún familiar. A raíz de este trauma, la perra comenzó a sufrir una depresión denominada “mal de ausencia”.

“Rescato animales desde hace bastante. Además de mis mascotas, siempre hay algún perro que rescato y lo cuido hasta darlo en adopción. Antes de Olivia estaba Athos, que tenía 13 años y yo me encariñé mucho con él”, explicó Malena. Tras la muerte del perrito, la joven comenzó a recibir información sobre su futura nueva amiga, que era de la misma raza.

Tras contar que al conocer la historia de Olivia decidió darle cobijo temporalmente, la joven la recibió junto a unos objetos de Luis. "Cuando me trajo a Olivia a casa, me entregó un juguete y unas zapatillas del dueño, que ella solía llevarle y ponerle en el pie al señor porque tenía problemas de columna”, dijo, antes de enumerar que lo problemas que acarreaba el animal.  

“No comía, no tomaba agua. Tenía algo llamado ‘mal de ausencia’. Lloraba todo el tiempo con la zapatilla en la boca, la llevaba de un lado al otro. Pensé que no lo iba a lograr", recordó Malena antes de contar cómo salió adelante su amiga de cuatro patas. "Yo recibo donaciones de juguetes para ayudar en diferentes lugares y un día veo que roba juguetes de ahí y empieza a estar un poquito más animada. Cada vez que traían donaciones, Olivia buscaba y separaba un juguete para ella. Le ayudó un poco a estar mejor de ánimo”, señaló.

"Empezó a dejar de lado los zapatos de su dueño a cambio de los juguetes. Ahora, solo busca los zapatos de Luis los días de tormenta, pero ya no es la misma. Superó esa depresión enorme que tenía", concluyó Malena, que comparte videos de Olvia y sus amigos todo el tiempo en las redes sociales.