Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La súper transformación de Adele, tras perder 70 kilos: "Antes solía llorar, ahora prefiero transpirar"

La cantante británica sorprendió a sus fans con su nueva figura y despertó tanto halagos como críticas por su rotundo cambio físico. 

¿Dónde está Adele? Es la pregunta de muchos fans, que no la reconocen.
¿Dónde está Adele? Es la pregunta de muchos fans, que no la reconocen.

A lo largo de diez años son incontables los cambios que suceden en la vida de una persona. Este es el caso de Adele, a quien este fin de década la encuentra con una imagen completamente renovada.

O, mejor dicho, casi irreconocible, a la vista de aquellas primeras apariciones de la cantante británica en los escenarios, allá por 2008. Porque de un tiempo a esta parte, la artista bajó nada menos que... ¡70 kilos!

La súper transformación de Adele, tras perder 70  kilos: "Antes solía llorar, ahora prefiero transpirar"

Y si cabía la posibilidad de que semejante extreme make over pasara desapercibido, la rubia sorprendió a sus seguidores con su nueva figura. Con un saludo navideño en su cuenta de Instagram y una foto en la que se la ve con un ceñido vestido, Adele dejó a todos boquiabiertos.

Pero, también, generó algunas críticas y quejas de aquellos que, al no reconocerla, dejaron comentarios como "¿Quién es esta mujer? ¿Dónde esta Adele?", o "Adele ya no se parece a Adele".

La súper transformación de Adele, tras perder 70  kilos: "Antes solía llorar, ahora prefiero transpirar"

"Antes solía llorar, ahora prefiero transpirar", escribió la cantautora en uno de sus recientes posteos en el que luce su flamante impronta, muy sexy y renovada.

Vale decir que, en todo estos años, Adele siempre defendió su aspecto y se diferenció de los estereotipos estéticos reinantes. "Nunca he querido lucir como las modelos que salen en las portadas de las revistas. Represento a la mayoría de las mujeres y estoy muy orgullosa de eso”, dijo alguna vez. 

Y si bien ahora la intérprete justifica su descenso de peso por una cuestión de salud más que de estética, la decepción en quienes ven que se rindió al modelo que tanto criticaba se hace notar.

Lo cierto es que, de cara al cierre de un año signado por su divorcio luego de siete años en pareja con el padre de su hijo, Angelo Adkins, a Adele se la ve radiante. Y con más o menos kilos, es divina y siempre lo será.