Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Sofía Macaggi contó los duros trastornos alimenticios que padeció: "Mi mamá me decía 'necesitás ayuda porque te estás muriendo'"

La panelista contó que sufrió de anorexia, y dio detalles en el noticiero de América. Fuerte testimonio.

Sofía Macaggi reveló que sufrió problemas alimenticios:"Creemos que siendo más flacas, más lejos vamos a llegar"

En el noticiero de América hablaron sobre la polémica tapa de la revista Caras. Se refirieron al título que hace un absurdo hincapié en el "look 'plus size'" de la hija de Máxima Zorreguieta. En este contexto, Sofía Macaggi se animó a hablar de su posteo en Instagram, en el que reveló que sufrió anorexia.

En primer lugar, la panelista aclaró que contó su experiencia inspirada en el video de Oriana Sabatini en el que mostró su cuerpo "fuera de pose". "Me tocó de cerca por mi historia", contó, sincera. 

"Me salió del alma, nunca me había animado a contarlo porque no quería que me estigmatizaran. Sufrí problemas alimenticios desde los 17 años. Sufrí presiones por parte de la sociedad, todavía no trabajaba en los medios masivos de comunicación", contó.

"Sufrí problemas alimenticios desde los 17 años. Sufrí presiones por parte de la sociedad, todavía no trabajaba en los medios masivos de comunicación".

Además de remarcar que los problemas de salud, consecuencia de su trastorno alimenticio, fueron "enormes", lanzó una fuerte frase: "Crecemos creyendo que cuanto más flacas somos más exitosas vamos a ser y que si llegamos a ese lugar se nos van a abrir un montón de puertas. Te aseguro que ese lugar no es feliz".

En esa línea, aclaró que cuando sufrió anorexia todavía no soñaba con ser modelo y que siente que pudo haber sido la consecuencia de no haber sabido manejar ciertas emociones.

Entre lágrimas, remarcó que realmente la chocaba ver a su mamá llorar: "Me decía 'Sofi, necesitas ayuda porque te estás muriendo'. Fue muy duro".

"Mi mamá me decía 'Sofi, necesitas ayuda porque te estás muriendo'. Fue muy duro".

"Me escondía detrás del deporte, hacía gimnasia deportiva de alto rendimiento y cada vez comía menos. El espejo me devolvía una imagen que no era real. La ropa me bailaba pero yo veía otro talle. No lo hablaba con nadie, ni con mis amigas, lo ocultaba y me alejé de la gente para poder cumplir con la 'dieta', que en realidad no lo es, con esa restricción", sostuvo.

Antes de cerrar, contó que se daba cuenta de que se estaba matando todos los días pero que no podía parar a pesar de ni siquiera menstruar por su bajo nivel de grasa corporal.