El sincericidio de Nancy Dupláa sobre el trabajo de Pablo Echarri: "No me gusta ver a mi marido besar a una compañera de trabajo; es un plomo"

La actriz reconoció en Caras que siente incomodidad cuando su pareja tiene jugadas escenas con otras mujeres. ¡Mirá sus declaraciones!

Es una de las actrices consagradas de la Argentina y está en pareja con Pablo Echarri (46), uno de los grandes galanes del país, con quien actualmente protagoniza La Leona por Telefe. En una entrevista a corazón abierto, Nancy Dupláa (46) habló de cómo es convivir y al mismo tiempo trabajar con su gran amor... y cómo le cae que el actor se bese con otras mujeres en la ficción.

“Con Pablo tenemos espacios en el día que son para nosotros. Los elegimos y es un remedio al espíritu. También es un deseo y una necesidad. Nos da ganas. Esto es otro de los motores del por qué seguimos estando juntos a través de los años. Tenemos siempre ganas de estar con el otro. Y esos momentos los preparo… ¿Si hay algún portaligas? Hay de todo…”.

"Con Pablo tenemos espacios en el día que son para nosotros. Los elegimos y es un remedio al espíritu. También es un deseo y una necesidad. Nos da ganas. Esto es otro de los motores de por qué seguimos estando juntos a través de los años. Tenemos siempre ganas de estar con el otro. Y esos momentos los preparo… ¿Si hay algún portaligas? Hay de todo...", reveló en diálogo con la revista Caras, donde también se la vio más sexy que nunca en las fotos que Gabriel Machado hizo para la publicación.

También dio detalles de cómo soportó la euforia que Echarri provocaba en las mujeres al inició de la relación: “Eso fue muy duro. Duro de una chica que venía de donde venía… pero Pablo fue el que me ayudó a superarlo. Por su manera de conducirse, frente al acoso femenino, siempre confié en él. Pablo es leal. Un hombre de palabra”.

“Nunca me putearon por ser la elegida del galán de las telenovelas, pero siempre me sorprendió con cierta rareza cuando me decían: ‘¿Vos estás saliendo con Pablo? ¡Nooo, qué hija de pu...!’. En Pablo vi una energía vital… algo que sucedía más allá de mí, y se apoderaba de todo mi ser.Tuvimos una empatía al segundo de conocernos”, agregó.

Por otro lado, reconoció que no es difícil para convivir, pero tampoco tranquila: “Los años te van dando cierto aplomo. Si uno sigue repitiendo la misma mierda de hace diez años, la verdad que no sólo es incómodo, sino que vas directamente al fracaso. Nos vamos aggiornando”.

”En la tira le tocó escenas con Mónica Antonópulos que es amiga, que la amo… pero es fuerte. Tuve la suerte que hizo dos novelas con Paola Krum, que también es muy amiga mía, o sea que desde ese lugar, estaba muy cubierta. Pero para ser sincera, por más que sean amigas, es difícil de ver. Es un plomo. Además, Pablo es un tipo que lo expresa y lo cuenta muy bien. Es sensual, es erótico”

Sin pudores, Nancy -que tiene a Morena, de 12 y a Julián, de 5 con Echarri; y a Luca, de 15, fruto de su relación con Matías Martin, también habló de la intimidad de la pareja: “El sexo entre nosotros se fue transformando con los años, hay algo propio de cada pareja. Y entre nosotros, el sexo te da complicidad, te da apertura, te quita los miedos, te permite mostrarte tal como sos con el otro. Entregarte al placer que el otro te da, que el otro se entregue al placer que vos le das… El sexo te permite mucha apertura. Si vos tenes un buen sexo con el otro, generás una buena energía en la casa. En tu vida”.

Por último, expresó su incomodidad al ver las jugadas escenas que Pablo tiene con otras mujeres: ”En la tira le tocó escenas con Mónica Antonópulos que es amiga, que la amo… pero es fuerte. Tuve la suerte que hizo dos novelas con Paola Krum, que también es muy amiga mía, o sea que desde ese lugar, estaba muy cubierta. Pero para ser sincera, por más que sean amigas, es difícil de ver. Es un plomo. Además, Pablo es un tipo que lo expresa y lo cuenta muy bien. Es sensual, es erótico”, cerró.