Rodrigo Lussich se despidió de Infama: "Yo trabajo de feliz, de contento, y últimamente no lo estaba siendo"

El conductor habló a cámara antes de cerrar con su ciclo en el programa de América, tras un año y dos meses de aire. 

Rodrigo Lussich se despidió de Infama

Tal como se lo había confirmado a Ciudad.com, Rodrigo Lussich (43) se despidió de Infama, el ciclo que lo tuvo como conductor durante el último año y dos meses. A pocos minutos de finalizar el programa, el conductor habló a cámara, a corazón abierto.

“Hoy terminó mi ciclo en Infama, no el del programa, obviamente. El programa es una marca de este canal que tuvo al señor Santiago del Moro durante muchos años en la conducción y que me tuvo a mí este tiempo. Sumamos a Pía Shaw, que se queda, y se sumará seguramente un compañero o compañera, y más gente al panel. Así que el programa sigue”, dijo.

“El que, por propia decisión, abandona el programa en este momento soy yo. Tiene que ver con una decisión absolutamente personal, de encare de carrera, de las cosas que uno tiene ganas de hacer y recorrer y de cómo va haciendo este camino, que es un camino largo".

“El que, por propia decisión, abandona el programa en este momento soy yo. Tiene que ver con una decisión absolutamente personal, de encare de carrera, de las cosas que uno tiene ganas de hacer y recorrer y de cómo va haciendo este camino, que es un camino largo espero, que a uno lo puede encontrar aquí conduciendo, haciendo una sección en un programa o colaborando con otro. Me parece que a los que nos gusta estar de este lado, a los que nos gusta pintarnos la cara, siempre que encontramos una manera de contar nuestra pequeña historia todos los días, en la tele somos felices… yo soy feliz en la tele”, agregó.

Luego, dio cuenta de sus sensaciones a lo largo de este período: “Justamente, como trabajo de feliz, de contento, tal vez no lo estaba siendo últimamente o no le encontraba la manera. Me parece que es digno y es de buena gente correrse para los que lo hacen, lo hagan con toda la entrega y para que uno lo que haga, lo haga de la misma manera”.

"Como trabajo de feliz, de contento, tal vez no lo estaba siendo últimamente o no le encontraba la manera. Me parece que es digno y es de buena gente correrse para los que lo hacen, lo hagan con toda la entrega y para que uno lo que haga, lo haga de la misma manera”.

“Particularmente quiero agradecer a América, a este canal que me dio una oportunidad valiosísima que creo he sabido honrar y que no voy a olvidar nunca. Uno se va con las puertas abiertas, se va como debe irse, como se va la gente de bien, sin berrinches ni caprichos. Esto tiene que ver con decisiones largamente pensadas y que no tienen que ver con una coyuntura. Al contrario, para mí, el hecho de que haya venido Pía a acompañarme me permite hoy tomar esta decisión, para saber que paso la posta de una manera mucho más elegante, si se quiere. Esta decisión no es de hoy ni de ayer”, continuó.

Además, dio detalles de sus proyectos laborales: “Por suerte laburo hay. Hago radio a la mañana en radio Belgrano, voy a tener un programa en Canal 26 dentro de poquitos días, me han convocado para estar en la mesa de Polémica en el bar, que es una cosa también que me gusta mucho. Y todo lo que pase en la carrera. La vida continúa. El trabajo, también”.

Por último, recordó una de las transmisiones más emotivas del programa que lo tuvo como protagonista, cuando se expresó sobre su sexualidad: “Una tarde, que no viene al caso, yo pude hablarles de mí, ese fue uno de los días que más valoré de Infama, porque pude pasarle mi experiencia a otra gente y rescato lo que les dije ese día: 'vivan con libertad'”, cerró.