Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Ricardo Darín y su tremendo blooper ¡con el expresidente de España!: "Empezamos a tomar vino y me confundí el nombre cinco veces"

El actor estuvo en el último programa de Susana y recordó una increíble escena con José María Aznar. ¡Video!

¡Qué papelón! El tremendo blooper de Ricardo Darín ¡con el expresidente de España!: "Empezamos a tomar vino y..."

Siempre divertido, Ricardo Darín recordó una anécdota tan increíble como desopilante que vivió años atrás con un expresidente. El actor estuvo en el living de Susana Giménez en su último programa y relató con lujo de detalles el tremendo blooper que protagonizó con José María Aznar, exprimer mandatario de España, en el Palacio de la Moncloa.

Todo sucedió en un asado en honor al actor argentino en Madrid. “Me confundí el nombre del señor y tampoco me daba para decirle presidente. Empezamos a tomar un poco de vino y bueno. A este hombre le decía todo el tiempo Pedro”, comenzó Darín.

"Cuando por quinta vez le dije 'Pedro', me dicen '¡Se llama José María!'. 'Ya sé, ya sé, lo que pasa es que me confundo porque tenemos un gran músico que se llama Pedro Aznar'".

“Cuando por quinta vez le dije 'Pedro' yo veía que me miraba… Y me dicen '¡Se llama José María!'. 'Ya sé, ya sé, lo que pasa es que me confundo porque tenemos un gran músico que se llama Pedro Aznar', dije. Me preguntaron qué tipo de música toca. Como estábamos en el Palacio de la Moncloa, dije '¡clásica!'", completó Ricardo e hizo estallar en carcajadas a la diva y Leonardo Sbaraglia, también invitado al ciclo. Pero la escena no terminó ahí…

Darín recordó que la comida había sido en pleno invierno español por lo que asistió con pantalones y remera térmicos debajo del traje. El problema fue que en la Moncloa la calefacción estaba muy fuerte. “Empecé a transpirar y a pasarla muy mal. Fui al baño y cuando estaba sacándome los pantalones, veo que hay cámaras. Iban a creer que era un atentado, un tipo sacándose la ropa en el baño hubiese resultado muy sospechoso. Así que todo el esfuerzo no sirvió para nada y volví mucho más transpirado a la mesa. Después estuve cuatro días en cama. Transpiré tanto cuando salí…”, concluyó Darín, entre risas.