Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Pampito, letal con Martina de Gran Hermano: "No me conmueven sus lágrimas, hay que hacerse cargo"

El panelista de Mañanísima opinó sobre las recientes declaraciones de la última eliminada del reality de Telefe

Letal frase de Pampito contra Martina de Gran Hermano: "No me conmueven sus lágrimas, hay que hacerse cargo"

A poco de convertirse en la segunda eliminada de Gran Hermano 2022Martina Stewart Usher reveló cómo se sintió en su corto paso por el reality de Telefe y, después de reconocer que sus polémicas declaraciones se debieron a una estrategia para ingresar al programa, Pampito fue al hueso con su opinión.

Hay que ser claros. Si vos decís cualquier cosa porque tu objetivo es entrar a la casa de Gran Hermano bajo cualquier punto de vista y decir cualquier cosa, después te tenés que hacer cargo”, lanzó el panelista de Mañanísima (lunes a viernes a las 10 por Ciudad Magazine), contundente.

“Si vos decís que sos homofóbica, te tenés que hacer cargo. Entonces, a mí sus lágrimas no me conmueven”, agregó el periodista, sin dejar pasar por alto las palabras de presentación de la joven que se hicieron eco en todos los medios.

"Si vos decís que sos homofóbica, te tenés que hacer cargo. Entonces, a mí sus lágrimas no me conmueven".

MARTINA REVELÓ QUE DEBIÓ PEDIR PSICÓLOGO MIENTRAS ESTABA EN GRAN HERMANO

Estoy nerviosa. Salí hace poco y no me esperaba tanta repercusiónNunca vi un Gran Hermano, nunca vi un reality, no tenía mucha idea. Entrar no era algo que yo estaba buscando, se dio. Entré para jugar y por la experiencia”, se sinceró Martina Stewart Usher en su visita a LAM.

“Yo creo que afuera no se vio, pero yo fui muy feliz ahí adentro, me divertí mucho. Para nosotros, jugar era sacar del eje a otras personas y la idea era ir rompiendo grupitos. Un día llamé al psicólogo porque no me daba más la cabeza”, agregó.

"UN DÍA LLAMÉ AL PSICÓLOGO PORQUE NO ME DABA MÁS LA CABEZA. ESTABA CON LOS CHICOS QUE ME QUEMABAN REALMENTE Y FUI AL PSICÓLOGO PORQUE NO DABA MÁS. ME IBA A DORMIR Y ESTABA COMO EN UN JUEGO DE PLAY, COMO QUE NO PODÍA DEJAR DE PENSAR EN COSAS. ESTABA MAL".

Y cerró, a corazón abierto: “Estaba con los chicos que me quemaban realmente y fui al psicólogo porque no daba másMe iba a dormir y estaba como en un juego de play, como que no podía dejar de pensar en cosas. Estaba mal”.