Noelia Marzol, en crisis con Marcos Baldovino, a 10 meses de blanquear el noviazgo

La actriz abrió su corazón y habló de lo difícil que es mantener una relación a distancia con su novio cordobés.

Noelia Marzol, en crisis con Marcos Baldovino

Son muchas las parejas que deben lidiar con el desafío de vivir a distancia. Y si bien al principio Noelia Marzol (31) y su novio Marcos Baldovino (38) parecían haber encontrado el equilibrio perfecto, la modelo reconoció que las cosas no están del todo bien, a 10 meses de blanquear el noviazgo.

Todo comenzó con la presentación de Iván de Pineda en Pasapalabra, programa al que la diosa fue como invitada. Allí, Noelia abrió su corazón y dio detalles de su situación personal actual.

Así fue el ida y vuelta entre Marzol y De Pineda:

"(Con Marcos Baldovino) estamos en una crisis mal. Estamos viendo cómo resolver determinadas cuestiones. Falta de proyectos".

Iván: -Vamos a empezar a jugar con la todavía, por ahora, señorita Noelia Marzol.

Noelia: -Esperá porque estamos en una crisis mal. Tocaste un tema... metiste el dedo en la llaga.

I: -¿Ya no participa de los almuerzos de los fines de semana?

N: -Ehhh... Estamos viendo cómo resolver determinadas cuestiones. Falta de proyectos.

I: -Pero no son proyectos de vacaciones. 

N: -No, grandes proyectos. Vos sabés de lo que hablo...

"No sé por qué a los hombres les da tanto miedo algunas cosas. ¿No? Uno puede hacer y deshacer también. Siempre hay vuelta atrás".

I: -Sí, irse a vivir juntos, convivir. ¿Todo eso?

N: -Sí, cosas que no sé por qué a los hombres les da tanto miedo. ¿No? Uno puede hacer y deshacer también. Siempre hay vuelta atrás.

I: -¿Vos estás preparada para dar ese salto?

N: -No sé, me estás agarrando muy verde ahora. En medio de un juego, por empezar, donde tengo que usar toda mi concentración.

I: -Ya hemos hablado en varias oportunidades las vicisitudes de este amor.

N: Sí, un amor a distancia porque él es cordobés (es empresario gastronómico, dueño de una cafetería con heladería en Córdoba).

¿Será una crisis pasajera? El tiempo dirá...