Natalie Pérez y el costado más tedioso de la fama: "Soy amable, pero después de sacarme 120 fotos en una cuadra, deja de ser divertido"

La actriz se animó a una sesión de fotos muy sexy para Gente y contó el lado B de ser popular.

Natalie Pérez y el costado más tedioso de la fama: Soy amable, pero después de sacarme 120 fotos en una cuadra,...
Natalie Pérez y el costado más tedioso de la fama: Soy amable, pero después de sacarme 120 fotos en una cuadra,...

Tras poner punto final a un año en el que su carrera explotó gracias al suceso de Las Estrellas, Natalie Pérez (31) planifica un 2018 más calmo, pero abocado a su pasión por el canto. “La fama me da miedo”, aseguró en las páginas de la revista Gente donde reveló algunos aspectos negativos de la fama.

"Todavía me sorprende que muchos no entiendan que soy un ser humano también. Me dicen: 'te debés a tu público' o 'es parte de tu trabajo'. ¡No es así!".

“Crecí con esto. Me pasaba en los recreos del colegio, a los diez años, cuando hacía Chiquititas. Después, con Esperanza mía, Guapas y Graduados. Tal vez en distintas dimensiones. Porque hoy mucha gente sabe mi nombre. Pero fue de a poco. Sin embargo, todavía me sorprende que muchos no entiendan que soy un ser humano también. Me dicen: 'te debés a tu público' o 'es parte de tu trabajo'. ¡No es así! Imaginate que sos mecánico y tenés que andar arreglando ruedas y motores cada vez que alguien se queda en la calle”, contó la actriz en la revista, donde además se animó a una producción sexy vestida con una malla enteriza escotadísima.

"No entiendo el abuso. Eso de que soy mala onda si me niego a una foto porque estoy comiendo. Es una cuestión de respeto. A mí me educaron así. La fama, en mi caso, fue una consecuencia de mi perseverancia en el trabajo".

“Sería tedioso. A veces tengo la sensación de querer esconderme… Soy amable, pero después de sacarme 120 fotos en una cuadra, deja de ser divertido”, relató Natalie, que lamenta hoy “no poder ir a la playa o sentarme a tomar un helado”.

“No entiendo el abuso. Eso de que soy mala onda si me niego a una foto porque estoy comiendo. Es una cuestión de respeto. A mí me educaron así. La fama, en mi caso, fue una consecuencia de mi perseverancia en el trabajo. No soy alguien que la busca por el solo hecho de ser famosa en sí. Por el contrario, me da miedo. Aunque creo que no existe, o es efímera. Si mañana dejo la tele, dejaré de ser famosa. Además, yo tuve una personalidad antes de que me llegara la fama, y otra después. Ahora me reprimo mucho para no llamar la atención. Me encantaría ser una loca que va por la calle cantando, bailando y haciéndole jodas a la gente”, finalizó, sobre su reniegue de la fama.  

Natalie Pérez y el costado más tedioso de la fama: "Soy amable, pero después de sacarme 120 fotos en una cuadra, deja de ser divertido"

Natalie Pérez y el costado más tedioso de la fama: "Soy amable, pero después de sacarme 120 fotos en una cuadra, deja de ser divertido"

Natalie Pérez y el costado más tedioso de la fama: "Soy amable, pero después de sacarme 120 fotos en una cuadra, deja de ser divertido"

Fotos: Revista Gente