Moria Casán y el sincericidio súper hot sobre su estadía en la cárcel: "Lo único que me molestó de las esposas es que no me podía autosatisfacer"

La diva hizo gala de su lengua karateca y disparó un tweet de alto voltaje sexual. Además, su furia contra una revista. ¡Enterate!

Moria Casán y el sincericidio súper hot sobre su estadía en la cárcel. (Foto: AFP)
Moria Casán y el sincericidio súper hot sobre su estadía en la cárcel. (Foto: AFP)

Tras pasar nueve días en la cárcel para mujeres del Buen Pastor, en Asunción, Moria Casán regresó al país y rápidamente recuperó su ya famosa lengua karateca. La diva se sorprendió al ver una declaración suya una nota de la revista Caras. “Verme con las esposas fue terrible”, rezaba el título de la publicación y Moria, mujer de armas tomar, salió al cruce del semanario.

"En la peluquería abro una típica revista de peluquería y me veo diciendo que verme con esposas fue terrible. ¡¡¡Aclaro que NUNCA dije eso!!! Es un invento total y yo nunca hablé con nadie ni hice ninguna nota...", disparó Moria contra la revista Caras.

“En la peluquería abro una típica revista de peluquería y me veo diciendo que verme con esposas fue terrible. ¡¡¡Aclaro que NUNCA dije eso!!!”, comenzó la diva, en su cuenta de Twitter. “Ni lo pensé, ni lo sentí. Es un invento total y yo nunca hablé con nadie ni hice ninguna nota... De las propuestas que me hicieron casi toda la gente de gráfica nunca hice una nota con nadie, ¡nunca dije que verme esposada fue terrible!”, agregó, bastante enojada.

“No lo sentí ni lo viví como eso, al contrario, creo que hice hasta un chiste y sabía que iba para eso... Así que quiero aclarar que yo nunca hablé con nadie para que se me ponga ese título y nunca hice una nota porque no quiero colgarme de mi misma. Me impresiona mi fama y no puedo creer las idioteces que ponen”, continuó la diva, que concluyó su diatriba con un sincericidio súper hot sobre su estadía en prisión. “Lo único que me molestó de las esposas es que no me podía autosatisfacer y lo que me parece terrible es la estupidez humana...”, finalizó Moria.