Matilda Blanco se quebró tras un 'golpe bajo' de Graciela Alfano: "Es terrible que una madre le hable así a una mujer que no pudo ser mamá"

La asesora de imagen rompió en llanto tras escuchar las fuertes declaraciones de la actriz: "No está bueno meterse con eso", dijo en Este es el Show.

Matilda Blanco, quebrada tras ver un informe de Graciela Alfano en Intrusos

Parecía ser una pelea sobre la moda más. Pero no. Graciela Alfano tocó el punto más íntimo de Matilda Blanco, luego de que la asesora de moda la criticara por sus elecciones a la hora de vestirse. Y la integrante de Este es el Show terminó llorando al aire.

Con Matilda en el living del ciclo de eltrece, mostraron un informe de una nota que Alfano había dado en el piso de Intrusos, días atrás: "A veces la vida no te da belleza ni te da buen gusto. Miren este vestido (muestra una foto de la asesora de imagen a través de su celular). ¿Ustedes me quieren ver así vestida como Matilda? Parecés el doble de gorda, el doble de vieja. Y yo creo que por eso es que no se ha casado. Creo que si Matilda si vistiese como yo, tendría un candidato", se la escuchó decir a la actriz.

Graciela Alfano: "Diría que Matilda tiene problemas, básicamente, de ver mujeres maternales. Somos mujeres y somos madres, entonces tal vez, hay una proyección hacia esa mujer voluptuosa madre".

Luego, disparó: "Creo que hay algo perverso, me voy a hacer la psicóloga, ¿sabés por qué mi vida? No solamente porque soy el objeto de tu deseo, algo que querés ser y no lográs. Diría que tiene problemas, básicamente, de ver mujeres maternales. Somos mujeres y somos madres, entonces tal vez, hay una proyección hacia esa mujer voluptuosa madre. Yo diría que haga una buena terapia corta, que se arregle con la madre y nos dejás de joder".

Tras el tape, la experta en fashion hizo su descargo: "La gente no conoce nada de mi vida privada. ¿Qué sabe? Yo dejé a dos novios en el altar. Soy novia fugitiva, así que la verdad es que no estoy desesperada por el mundo, no lo estuve nunca, por casarme", comenzó diciendo. 

En ese momento, José María Listorti indagó más acerca de si siente la presión social de casarse y tener hijos. En ese momento, Matilda rompió en llanto: "Yo hice 7 tratamientos. Le puse el cuerpo mucho tiempo, con otra pareja posterior, y no la pasé bien. Es muy invasivo, costoso y es un tema bastante frustrante no haberlo podido lograr, porque sí creo que lo importante no es tener un hombre al lado, pero ser mamá es súper importante. Creo que meterse con una cosa así es... no sé, perdón. No lo pude curar del todo". 

Matilda Blanco: "Yo hice 7 tratamientos. Le puse el cuerpo mucho tiempo y no la pasé bien. Es muy invasivo, costoso y es un tema bastante frustrante no haberlo podido lograr. No está bueno meterse con eso. Es el lugar más feo de la mujer. Ahí se equivocó, Graciela. Con el resto se puede jugar, no sé si con esto se puede".

"Me hace muy feliz a ver a mis amigas con sus bebitos y tener sus hijos. Es difícil para alguien que no lo pudo lograr y que quiso ser mamá. No está bueno meterse con eso. Es el lugar más feo de la mujer. El hombre va y viene, quizás. Pero los hijos son para siempre. Ahí se equivocó, Graciela. Con el resto se puede jugar, no sé si con esto se puede", agregó, quebrada.

En cuanto a la posibilidad de adoptar, aseguró: "Lo pensé con esa pareja con la que estaba, después se nos hizo un poco más difícil, porque en un momento era más difícil, después las leyes cambiaron y luego me separé. Pensé en una subrogación de vientre también, pero hay que ser mamá sola. Es muy difícil. Yo estoy bien pero, a veces, recordarlo me conecta con ese momento que fue duro, de muchos médicos, estudios y sentirse mal. Vos le ponés el cuerpo a todo, como tantas mujeres que quieren ser mamás".

"Es tremendo lo que voy a decir, pero no querés ir al baño y enterarte que te indispusiste. Es lo único que le pedís a Dios. Querés pensar que prendió y que vas a ser mamá. Está toda la esperanza puesta ahí", continuó, conmovida. 

Matilda Blanco: "No soy la mala, frustada, que va por la vida diciendo que la gente está mal vestida porque no pude tener hijos. Que una madre le hable así a una persona que no pudo ser mamá, es terrible. No tiene nombre, es maldad. Igual yo también hice mal en engancharme. Hice mi carrera vistiendo gente y ella hizo su carrera desvistiéndose. Ya está".

Por último, Matilda Blanco fue contundente con sus palabras hacia la actriz: "No soy la mala, frustada, que va por la vida diciendo que la gente está mal vestida porque no pude tener hijos. Eso es una reverenda tontería. Ese es mi trabajo. Que una madre le hable así a una persona que no pudo ser mamá, es terrible. No tiene nombre, es maldad. Igual yo también hice mal en engancharme. Hice mi carrera vistiendo gente y ella hizo su carrera desvistiéndose. Ya está", finalizó.