Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Matilda Blanco, implacable frente a Eliana Guercio sobre su look en el casamiento de Lionel Messi: "Eras una Mariana Nannis; tenes mucho dinero para malgastar, pero no lo sabés usar"

La esposa del arquero de la Selección, Sergio Romero, tuvo un álgido debate con la crítica de moda luego de que cuestionara su elección en la boda. ¡Mirá!

El video del fuerte cruce Eliana Guercio contra Matilda Blanco por el look en la boda de Messi

Bien conocida es la honestidad brutal de Matilda Blanco a la hora de analizar con rigor los looks de los famosos, y Eliana Guercio no fue la excepción pese a su esmero en estar impecable en la boda de Lionel Messi y Antonela Roccuzzo. Por eso, la esposa del arquero de la Selección, Sergio Romero, se enfureció cuando el lunes vio cómo la crítica de moda cuestionó con dureza e ironía la forma de vestirse en el casamiento del viernes. Pero no quedó todo allí: este martes, Eliana tuvo su desquite en Los Ángeles de la Mañana, donde confrontó a Matilda.

Matilda Blanco contra Eliana Guercio: "Evidentemente tenés mucho dinero para malgastar, pero no lo sabés usar".

De movida, la charla entre ambas fue tensa, y el conflicto se mantuvo a lo largo de la media hora que compartieron al aire. Así fue como la crítica fashion disparó de entrada contra Guercio: "No está mejor vestido quien más gasta, sino quien mejor elige. Evidentemente tenés mucho dinero para malgastar, pero no lo sabés usar". Tras una risa sarcástica, la rubia replicó: "La verdad es que no gasté tanto dinero y el vestido me quedaba espléndido. Mi elección fue excelente, no coincido para nada con vos. No me hables de dinero porque yo no hablo de dinero. Yo me puedo poner una sábana de Once y me queda divina, porque mantengo la figura".

Eliana a Matilda: "Yo me puedo poner una sábana de Once y me queda divina, porque mantengo la figura".

En ese momento, Matilda comentó: "Puede ser. Te puede quedar bien porque no tiene que ver con lo que pagues, sino con lo que elegís. Era carísimo, lo dijo Ángel". Para calmar los ánimos, terció Nequi Galotti: "Yo tengo autoridad en la moda y puedo decir que el vestido de Eliana era muy lindo, por favor”. Cuando el conductor le pidó que se explayara, Maltilda argumentó sin aflojar a la polémica: “En realidad, les pasa a la mayoría de las esposas de los futbolistas. Eligen vestidos en los que sí o sí tiene que sobresalir la lola".

Blanco: "El vestido termina en halter y eso hace que resalte mucho el busto. Y toda la decoración que tenía adelante, el bordadito, me parecía tan noventoso, que realmente… Era una Mariana Nannis. La pulsera me pareció un horror. No quiero hablar del maquillaje...".

Tentada de risa, Guercio acotó: “Me parece que no miraste el vestido, porque era cerrado adelante. Mostraba la espalda, Matilda. ¿Querés que lo mostremos de vuelta?”. De inmediato, Blanco reaccionó: "Lo vi perfectamente. Termina en halter y eso hace que resalte mucho el busto. Y toda la decoración que tenía adelante, el bordadito, me parecía tan noventoso, que realmente… Era una Mariana Nannis. La pulsera me pareció un horror. No quiero hablar del maquillaje, no quiero entrar en el área maquillaje...". Otro punto urticante, ya que fue la propia Eliana Guercio quien se maquilló: "Tenés que entrar por el maquillaje, que era lo que estaba mal, de eso era de lo que tenías que hablar. Que me critiquen el maquillaje que era lo que estaba pésimo".

Guercio: "Tenés que entrar por el maquillaje, que era lo que estaba mal, de eso era de lo que tenía que hablar. Que me critique el maquillaje que era lo que estaba pésimo".

Eso no fue motivo para que detuviera a Matilda Blanco con su minucioso y lapidario análisis del outfit de la exvedette: "Con el mal gusto que tiene, es una obviedad que no le va a gustar mi pelo". Y Guercio sentenció: "Quedaste un poco en el tiempo con el color de pelo, Matilda. Pero a todas nos va a pasar cuando seamos más grandes. O quizá no. A mí me importa cero tu pelo, tu cara, tu boca, tu pómulo. Nada, a mí no me interesa. Por mí que salga con un casco de payaso en la cabeza, me da igual".

Al final, no conciliaron, pero se despidieron con respeto como dos damas.

¡Mirá el video!