Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Marina Calabró explicó por qué no pasa la cuarentena con su hija: "No la quería exponer ni dejar sola cuando trabajo"

La conductora de Confrontados contó que Mía, de 10 años, está cumpliendo el aislamiento con Iliana.

Angustiada, Marina Calabró explicó por qué no pasa la cuarentena con su hija, de 10 años

Decretada la cuarentena obligatoria en la Argentina por el coronavirus, Marina Calabró tomó la dura decisión de cumplir el aislamiento lejos de su hija, Mía (10), fruto de su relación pasada con Martín Virasoro, quien tampoco se quedó a cargo de la menor.

La encargada de contar la angustia que transita la conductora de Confrontados fue Yanina Latorre en Los Ángeles de la Mañana: "¡Qué duro! Yo hoy hablé con Marina y está muy caída con este tema. Pese a la cuarentena, Marina trabaja todo el día, a la mañana con Lanata en radio Mitre, y a la tarde en Confrontados, y está separada del padre de Mía, él está lejos, y tuvo que dejar a la nena, por una cuestión de urgencia, el día que se decretó el DNU (Decreto de necesidad y urgencia) con la hermana, Iliana".

"Justo nos tocó que el padre no estaba en Capital, en el momento que se instauró la cuarentena, y yo tenía que trabajar".

Con la noticia replicándose en los medios, Pampito, panelista de Marina en Confrontados, aprovechó le preguntó a Calabró por qué tomó esa medida. "Esto lo cuento porque salió publicado en algunos portales, vos decidiste dejar a tu hija, Mía, con tu hermana para que la cuide y para protegerla, porque vos estás entrando y saliendo. Y recién veníamos en el auto y le mandaste un mensajito que la extrañás", dijo el periodista.

"No solo no la quiero exponer al hecho de que yo salgo a la calle y entro. No quería dejarla sola, desde las 9.30 hasta las 18.30".

Visiblemente movilizada, Marina explicó: "Pampito me ve llorisquear todo el día. Esa es la verdad. Justo nos tocó que el padre no estaba en Capital, en el momento que se instauró la cuarentena, y yo tenía que trabajar, como un montón de profesiones que están exceptuadas. Y no solamente no la quiero exponer al hecho de que yo salgo a la calle y entro, porque tengo dos trabajos, voy a Radio Mitre y después me vengo acá. No quería dejar sola, desde las 9.30 de la mañana hasta las 18.30 de la tarde, a una niña de 10 años. Me pareció que no tenía ningún sentido. Además, si no estoy yo, nadie la va a cuidar mejor que Iliana. Claro que estoy angustiada".