Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Maju Lozano, contra Andy Kusnetzoff por la polémica con Noelia Marzol: "Si no se disculpó es porque le chup... un hue..."

La conductora de Todas las Tardes reflexionó en Por si las Moscas sobre el malestar que sintió la actriz en PH.

Maju Lozano, contra Andy Kusnetzoff: Si no se disculpó es porque le chup... un hue..., o no quiere dar el brazo a torcer
Maju Lozano, contra Andy Kusnetzoff: Si no se disculpó es porque le chup... un hue..., o no quiere dar el brazo a torcer

El malestar que Noelia Marzol expresó con sus rostros y comentarios en la última edición de PH, sumado a su posterior catarsis en Twitter y sus declaraciones en diversos medios, instalaron a Andy Kusnetzoff en el centro del debate. La situación además despertó una mayoría de apoyo para la actriz, quien se explayó en profundidad sobre las incomodidades de ser la única mujer en una charla de cuatro hombres, y por el hermetismo que eligió el conductor.

Entonces, en una entrevista con Por si las moscas (AM 1110), Maju Lozano opinó sobre el caso: “Lo de Noelia me dio mucha pena, porque además es como la invitada perfecta, es una remadora que siempre se ríe, divina”. Y continuó: “Fue su incomodidad y es valiosa. Llega un momento en que uno ya no tiene resto para esas cosas. En otro momento quizá no hacía nada, o comentaba algo y quedaba ahí. Pero me parece que está bien cuándo uno se lastima, no le gusta, o se siente incómodo. Por ahí no se dio cuenta en el momento, y miles de veces uno registra las cosas después cuando las ve”.

"Lo de Noelia me dio mucha pena, porque además es como la invitada perfecta, es una remadora que siempre se ríe, divina”.

Mujer de pocas pulgas, la conductora de Todas las tardes enfatizó: “Sirve que lo diga, tanto para Andy, para Noelia y los que hacemos tele. Si un invitado se sintió incómodo, aunque esa no fue la intención, valen las disculpas”. Al final, Maju criticó el silencio de Andy Kusnetzoff: “Si uno no se disculpa muestra dos posturas, o le chup... un hue..., o se dio cuenta y no quiere dar el brazo a torcer. De ninguna forma pasa desapercibido”.