Macarena Rinaldi, a corazón abierto sobre su amor con Federico Hoppe: "Para mí, Fede no existía como hombre porque era mi jefe"

La bailarina, que confirmó su noviazgo hace menos de 2 meses, le contó a Gente sobre los inicios del romance con el productor.

Macarena Rinaldi, a corazón abierto sobre cómo conoció a Federico Hoppe: Para mí, Fede no existía como hombre,...
Macarena Rinaldi, a corazón abierto sobre cómo conoció a Federico Hoppe: Para mí, Fede no existía como hombre,...

Desde la primera vez que apareció en la pista de ShowMatch, Macarena Rinaldi (30) sobresalió gracias a su talento para la danza y su belleza. Después de confirmar su relación con Federico Hoppe (44) en noviembre, tras varios meses de negar la versión de romance, la bailarina hoy se muestra feliz por cómo se viene consolidando su noviazgo.

"Para mí era mi jefe. No existía como hombre. Por eso no fue de un día para el otro… Me tomé mi tiempo. Hasta que me di la oportunidad de conocer a Fede y olvidarme de Hoppe. Relajé y me permití disfrutar".

“Para mí era mi jefe. No existía como hombre. Por eso no fue de un día para el otro… Me tomé mi tiempo. Hasta que me di la oportunidad de conocer a Fede y olvidarme de Hoppe. Relajé y me permití disfrutar. Entre nosotros no hay nada forzado. Nos elegimos, y eso es maravilloso. Pero fue de a poco… Es mi jefe. Había mucho en juego”, contó para la revista Gente la expartenaire de Ergün Demir, Osvaldo Laport y Hernán Piquín.

"El me da seguridad. Estoy tranquila. No tiene sentido gastar energía en los celos. No reviso su celular. Ni él el mío. Sin confianza no se construye nada. Nos elegimos. Nunca me sentí mejor en mi vida".

“Me costaba prestarme a situaciones en la previa que me desconcentraran de la danza. Pero el día que me acerqué a bailarle fue espontáneo. Porque en la intimidad soy desfachatada”, recordó, sobre el momento en el que reconocieron su historia de amor con el productor destacado de Tinelli.

¡Y la cordobesa está a full! “Él me da seguridad. Estoy tranquila. No tiene sentido gastar energía en los celos. No reviso su celular. Ni él el mío. Sin confianza no se construye nada. Nos elegimos. Nunca me sentí mejor en mi vida. Llegué a los treinta. Tengo un caminito recorrido. Y madurez para saber lo que quiero y lo que”, contó, enamorada.