Luisana Lopilato y un tercer embarazo más que mimado: "Noah me cuida todo el tiempo, me dice ‘te abro la puerta del auto, mamá’"

Embarazada de seis meses, la actriz habló con Ciudad de la llegada de su primera hija, la ansiedad de sus hermanitos, Noah y Elías, y de su desafiante rol en Perdida.

Luisana Lopilato habló de su tercer embarazo y su desafiante rol en Perdida

Mujer itinerante, Luisana Lopilato (30) supo construir una vida y una hermosa familia en la que las fronteras son apenas unos sutiles esbozos. Junto a su marido, Michael Bublé (42), y sus hijos, Noah (4) Elías (2), la actriz aguarda para fines de julio la llegada de su primera hija mujer, que nacerá en una clínica privada de Vancouver, Canadá. “Su nena”, tal como la definió: la princesa con la que planea poner en pausa las maratones de superhéroes que disfruta junto a sus pequeños para poder ver una película más tranquila “sin que sea Spiderman”.

Embarazada de seis meses, Luisana se entregó a una charla para la Nota de Tapa de Ciudad, en la que habló del mágico momento que atraviesa y de la ansiedad que reina en la familia. Llegada a la Argentina para la presentación de su último filme, Perdida, la actriz contó cómo fue su desafiante rol en el thriller (basado en la novela Cornelia, de Florencia Etcheves), en el que interpreta a Pipa, una policía que decide reabrir el caso de una amiga suya, desaparecida 14 años atrás.

-En la película tenés varias escenas de pelea y manejás armas, ¿a qué tipo de entrenamiento te sometiste?

-Hubo un grupo muy grande de efectos especiales y de entrenamiento de defensa personal. Estuvimos en el Tiro Federal, vimos el manejo de armas con el peso que tienen y cómo seguir a alguien empuñándola. Porque uno piensa que es agarrar el arma y seguirlo como cuando uno jugaba de chico, pero hay una forma en particular.

"Estoy re bien con el embarazo, muy contenta y con muchas expectativas. Ahora viene el estreno y después la maternidad. Y disfrutar".

-En redes compartís tus rutinas de entrenamiento. ¿Te sirvió para el filme?

-El deporte que yo hago me ayudó también porque cuando estás filmando tenés que repetirlo tantas veces y tenés que poner tanta energía en lo que estás haciendo que te cansa. Tenés fatiga corporal y te duelen músculos que no te dolían porque son movimientos que no hacés normalmente. Así que sí, te ayuda tener una vida sana para poder respirar bien para al momento de tener las escenas de pelea y poder estar completa.

-¿Tenés algún tipo de posición tomada frente a las armas?

-Mismo actuando, es duro que te apunten con un arma. Me pasaba que pensaba ‘no me apunten’. Es duro, para mí no es un juego. Un arma es un arma.

-Bueno, contaste que a tus hijos no los dejás que jueguen con armas de juguete.

-Sí, ellos me preguntaban ‘¿mamá, por qué usás armas?’. Y les tenía que explicar que mamá es actriz y está haciendo de policía, que corre a los chicos malos. Como ellos miran mucho Spiderman y Star Wars en las que también hay manejo de armas les cuento que son actores, que están haciendo una historia. Me impresiona, son tan chiquitos y que estén jugando con armas...

"Estuve en el Tiro Federal para aprender el manejo de armas. Mismo actuando, es duro que te apunten, para mí no es un juego. Mis hijos me preguntaban ‘¿mamá, por qué usás armas?’. Y les tenía que explicar que mamá es actriz y está haciendo de policía".

-¿Ellos te acompañaban?

-Sí, venían al set.

-¿Y cómo era la dinámica? ¿Se sorprenden?

-Me parece que están acostumbrados, es el trabajo de mamá. El otro día tuve que ir a una entrevista y fui a un café, donde sabía que al frente había un parque. Entonces les dije ‘vengan que tengo que hacer una nota, mientras que yo trabajo, ustedes juegan’, y me decían ‘qué lindo que es tu trabajo, que lo hacés cerca de un parque’, jajaja. Son chiquitos.

-Este gran momento profesional va de la mano con un inmejorable presente personal. ¿Cómo estás viviendo este tercer embarazo?

-Bien, re bien, la verdad, muy contenta y con muchas expectativas.

-A pesar de que la familia ya había dado indicios, tardó en llegar la confirmación oficial y finalmente Michael lo contó en los Premios Juno, a fines de marzo. ¿Lo tenían decidido así?

-No, la verdad que no… se ve que justo estaba en Canadá. No me escondí en ningún momento, capaz que no lo publiqué en mis redes, pero son cosas que se fueron dando.

"Los chicos venían al set, están acostumbrados, es el trabajo de mamá. El otro día tuve una entrevista frente a un parque. Les dije ‘vengan que mientras que yo trabajo, ustedes juegan’ y me decían ‘qué lindo que es tu trabajo, que lo hacés cerca de un parque’, jajaja".

-¿Y qué dicen los hermanitos?

-Están re contentos, son chiquitos, pero sí saben que tengo un bebé en la panza. Noah me cuida todo el tiempo, me dice ‘mamá, yo te ayudo a bajar el teléfono, no bajes. Cuidado, esto es pesado. Te abro la puerta del auto, mamá’. Muero de amor. Copia a los adultos, ¿viste? Copia a Mike y yo me aprovecho de todas las situaciones. ‘Si, tomá, llevame, haceme, abrime, poneme’, jajaja. Antes era como que las embarazadas no podían hacer nada y como que quedó eso instalado así que todo el mundo te cuida. Y me aprovecho.

-¿Sentís algo diferente en este tercer embarazo?

-No, me siento bien, re bien.

-¿Y ahora planeás tomarte un descanso o ya estás viendo proyectos?
-No, por ahora, nada. Paso a paso, ahora se viene el estreno de Perdida. Después se viene la maternidad y después veré… ¡Y disfrutar!

Edición y videos: Leandro Bevilacqua.