Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La indignación de Marcela Baños con Matías Defederico: "¿Debés la plata de tus hijas y te vas de vacaciones?"

La panelista de Intrusos apuntó fuerte contra el exmarido de Cinthia Fernández luego de sus declaraciones en el programa.

El categórico reproche de Marcela Baños a Matías Defederico

Más allá de que Cinthia Fernández (32) acusó en público a Matías Defederico (31) por haberla sometido a situaciones de “violencia verbal y física”, el monto de la cuota alimentaria que su exmarido debería pasarle para mantener a sus tres hijas es un desacuerdo que arrastran desde que se separaron, hace tres años. A la luz del descarnado testimonio de la panelista de Los Ángeles de la Mañana, Marcela Baños explotó de indignación con el exfutbolista.

En un repaso por el escándalo, Rodrigo Lussich recordó que Matías había aclarado que estaba al día con la manutención de sus hijas en base a lo que podía pagar. Luego, Paula Varela recogió una de las quejas de Cinthia por las vacaciones de su exmarido: “Él dijo que se fue con las millas de la tarjeta de crédito. Pero las millas se pueden vender también”.

Por eso, Baños se indignó: “¿Te vas de vacaciones? ¡¿Cómo no me voy a indignar?! Le debés plata a tu exmujer para mantener a tus hijas, no las hijas de otro. ¿No te nace como papá? ¿No te vibra tener otra actitud? Te vas de vacaciones y no te importa. ¿No llevás a las nenas de vacaciones de última?”.

"Te vas de vacaciones y no te importa. ¿No llevás a las nenas de vacaciones de última?”.

“El jugador vive mucho de arriba. Va a comer gratis, se viste gratis. Entonces, después se olvida de meter la mano en el bolsillo y pagar lo que corresponde. Hablo de que como a ellos los invitan, como que de alguna forma les quitan la responsabilidad de pagar”, agregó Marcela Baños.

En uno de las furiosas críticas desde la televisión, Cinthia Fernández había precisado qué hacía con el dinero que le daba Matías Defederico: "Me da muy poca plata. Paga una plata fija y después de que la gente lo puteó ahora paga la obra social de las tres. (...) Eso me alcanza para una compra de supermercado.  Además, lo que no hacés de crianza. Empezar al colegio es ocuparte de los uniformes, forrar los libros, poner los nombres. Ser padre es otra cosa, no es el valor económico de un libro. De paso, le digo que no quiero la plata".