La historia no contada del embarazo de Paula Chaves

 La confirmación de un embarazo suele ser mucho más difícil que la obtención de dicho dato. Los famosos involucrados suelen reservar el tema hasta último momento. Pero a veces, las cosas no salen como se esperaba... 

La historia no contada del embarazo de Paula Chaves.
La historia no contada del embarazo de Paula Chaves.

La tecnología les complicó la vida a los famosos. Primero, fueron las fotos tomadas por celulares. Y luego, mucho peor, la aparición de las redes sociales. La inmediatez de Twitter y Facebook derribaron casi cualquier intento de privacidad. Igualmente, siempre es entendible que las parejas quieran demorar las declaraciones hasta pasados los tres meses. Generalmente, la cautela de los protagonistas no es respetada por los colegas, y es entendible porque las noticias de embarazos como las de los romances: "garpan" siempre.

Paula Chaves y Zaira Nara concurrieron juntas a un Centro de Diagnóstico de la Avenida Cabildo, en Belgrano. Allí, Paula se realizó la primera ecografía. Minutos después, no importa cómo, la información estaba en mi poder. Más tarde, llegaron detalles concretos: la cantidad de semanas de gestación. La primera reacción de Paula fue negarlo, al no poder creer la velocidad de los infidentes. Más tarde, me llamó para confirmarme y no hizo falta pedirme silencio.

A lo largo de estos años, me tocó confirmar y callar varios. Las situaciones fueron bien distintas y con diferentes resultados. Muchos de esos bebes no nacieron. Por suerte, en la mayoría de esos casos las vicisitudes no fueron reveladas, preservando el sufrimiento de los involucrados.
En otros, hubo infinidad de anécdotas coloridas. Por ejemplo, el momento en que Moria Casán se transformó en abuela. En el 2008, Sofía Gala trabajaba en una comedia dramática con Norma Pons, en una pequeña sala del Multiteatro. Un tiempo después del estreno, Sofía comenzó a sentir náuseas, y su primer confidente fue La Pons. Una semana después, confirmé ese embarazo, y la misma Sofia lo desmintió en la puerta del teatro fumando un cigarrillo. Hoy, ese y otros detalles se convirtieron en anécdota, y Helena ya está en la primaria.

Pero, ¿qué pasa cuando la embarazada o el futuro padre son un amigo o un colega?

Me pasó varias veces, y siempre respeté la decisión de las madres. Muchas optaron por revelarlo inmediatamente y otras solicitaron silencio. Me pasó las dos veces con Paula y Pedro. Últimamente en DDM (El Diario de Mariana) con Mariana Fabbiani, Noelia Antonelli y Carmela Bárbaro. En BDV, con Mariana Brey; y en Desayuno Americano, con Pamela David. Y así otras tantas.

Un mes atrás, el 23 de septiembre cerca del mediodía, Paula Chaves y Zaira Nara concurrieron  juntas a un Centro de Diagnóstico de la Avenida Cabildo, en Belgrano. Allí, Paula se realizó la primera ecografía. Minutos después, no importa cómo, la información estaba en mi poder. Más tarde, llegaron detalles concretos: la cantidad de semanas de gestación. La primera reacción de Paula fue negarlo, al no poder creer la velocidad de los infidentes. Más tarde, me llamó para confirmarme y no hizo falta pedirme silencio. Sin embargo, rápidamente el rumor llegó a las redes, con usuarios que conocían el estudio practicado. Pero este domingo, todo se precipitó porque alguien del entorno de la pareja, pasó a un grupo de fans la foto de Pedro Paula y Oli con el test positivo. Esa imagen solo había circulado entre los íntimos, y alguien decidió traicionarlos y enviarla. Lógicamente, una fan la compartió y en segundos se viralizó. El lunes, ante la cantidad de consultas periodísticas y de seguidores, Paula decidió descomprimir la situación, confirmando en su programa las 8 semanas de embarazo. Detrás de esta breve reseña, se esconden otros detalles que se revelarán más adelante. Entre ellos, el tema de Zaira Nara.

Más allá de todo, nunca es más importante una noticia, por más linda que sea, que la confianza de los amigos, los colegas y compañeros de trabajo.