Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Hernán Drago contó la prenda que tuvo que hacer en un vuelo: "Tuve que decirle a una chica que me había enamorado a primera vista"

El panelista de Pampita Online reveló cuál fue uno de los momentos más vergonzosos de su vida.

 

Hernán Drago contó que jugó una apuesta con un amigo ¡y mirá qué tuvo que hacer en pleno vuelo!

Las situaciones bochornosas no perdonan ni a los supermodelos como Hernán Drago que, en tren de confesiones, se animó a contar una graciosa anécdota que pasó arriba en pleno vuelo. “Me he mandado un ridículo en un avión”, contó el panelista de Pampita Online cuando su conductora quiso saber sobre el momento más ridiculo de su vida. 

¿Qué le pasó? “Veníamos jugando a las cartas con un amigo e hicimos una apuesta: el que perdía tenía que hacer un papelonazo ahí, y lo hice... Me tuve que ir a levantar a una señorita del asiento tanto, decirle que me había enamorado a primera vista...”, empezó.

"Me tuve que ir a levantar a una señorita del asiento tanto, decirle que me había enamorado a primera vista".

“¡Pobre mujer!”, reaccionó Carolina Ardohain, poniéndose en su lugar. “Fue sutil y todo, pero me tuve que mandar...”, dijo él. 

Y Pampita empezó a relatar la situación: “Imaginate que estás en el avión, re aburrida, ves que se acerca un hombre divino y de repente te cae esta bomba y te dice que sos el amor de su vida...”. 

¿Cuál fue el “chamuyo” que se inventó para encararla y cumplir con su prenda? “Perdón, estoy un poco mareado, ¿me puedo sentar al lado tuyo? Necesito conversación, mi amigo se quedó dormido. Y es más, charlamos, cruzamos los WhatsApps, y le blanqueé después de que nos hicimos amigos, entre comillas, que era una jodita, no una apuesta...”, contó.

“Perdón, estoy un poco mareado, ¿me puedo sentar al lado tuyo? Necesito conversación, mi amigo se quedó dormido".
“Pobrecita... ¡le rompiste el corazon!”, lanzó la modelo. A lo que él aclaró que no, que incluso la mujer estaba en pareja. “Ella me creyó que me sentía mal y solidariamente me permitió sentarme al lado. Pero después, cuando le conté, me sentí ridículo...”, admitió.

“Qué papelón, un tipo grande, haciendo estas pavadas”, señaló que se dijo luego a sí mismo. Y responsabilizó a su amigo por “meterle fichas”, aunque dijo que tiene muchos más papelones en su historial.