Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Guillermo Salatino contó cómo fue su última charla con Guillermo Vilas: "Fue en 2016; no podía coordinar"

El reconocido periodista y amigo de la infancia de Willy habló de la salud del ídolo, quien padecería principio de Alzheimer.

Guillermo Salatino y su última charla con Vilas: "No podía coordinar"

Luego de las repercusiones que generaron las últimas noticias sobre la salud de Guillermo Vilas, Guillermo Salatino dio más detalles del cuadro del ídolo. Según informó el diario Olé, el extenista de 67 años "se encuentra en una etapa importante de una patología coincidente con un deterioro cognitivo, lo cual se le viene manifestando hace años".

Entrevistado en Juntos podemos lograrlo, el programa que conduce Santiago del Moro por Telefe, el reconocido periodista especializado en tenis se refirió a este principio de Alzheimer que padecería Vilas. "Hace un tiempo largo que nosotros sabemos que Guillermo está mal, no tengo precisión si hace 3 o 4 años", comenzó "Salata", íntimo amigo de Vilas desde la infancia.

"Yo estuve con él por última vez en el Abierto de los Estados Unidos de 2016 y ahí fui a hablar con él para un programa que yo tenía en ese momento de entrevistas y me di cuenta de que no había manera de que coordine. Me decía algunas cosas bien y otras se las olvidaba", continuó.

"Estuve con Vilas por última vez en el Abierto de los Estados Unidos de 2016 y me di cuenta de que no había manera de que coordine. Me decía algunas cosas bien y otras se las olvidaba".

"Después dejamos de vernos, sabía que si iba a ir a vivir a París porque quería que su hijo Guillermo naciera allá. Y nos enteramos de que vendió el departamento que tenía en aquella cuidad europea y se instaló para siempre en Montecarlo. Su mujer no lo deja ni a sol ni a sombra, pero él físicamente está impecable", agregó.

Y cerró: "Yo lo conocí a los 10 años. A mí me dio toda la felicidad como jugador porque juntos ganamos un campeonato, después me di el gusto de transmitir por televisión todas sus victorias. Lo tuve como amigo y como enemigo porque en algún momento nos distanciamos durante casi 20 años. Pero nos arreglamos y desde el 2000 hasta acá seguimos de maravillas sin nunca tocar el tema. Fue un enorme campeón. Cambió el tenis y el deporte, hubo un antes y un después de él".