Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Felipe Pettinato, picante con Petti tras la revelación de sus problemas alimenticios: "La realidad es que no nos conocemos tanto con mi papá"

El imitador de Michael Jackson explicó a Los Ángeles de la Mañana cómo repercutieron los dichos de su papá sobre su internación en la clínica del doctor Cormillot. 

Felipe Pettinato habló de sus problemas alimenticios

La confirmación de parte de Roberto Pettinato (61) a la revista Paparazzi, de que su hijo Felipe Pettinato (23) estuvo internado en una clínica durante una semana a fines de noviembre, desencadenó una fuerte polémica en torno a su salud. Más allá de que el propio joven explicó lo sucedido en el late night show que su padre tiene en C5N, La hormiga imperial, la preocupación ameritó que el imitador de Michael Jackson deba volver a explayarse al respecto.

Ante la consulta de una notera de Los Ángeles de la Mañana, Felipe apeló al sarcasmo para describir el momento por el que atravesaba: "Estoy muy mal, recién salgo de estar internado, con muchas ojeras, por eso los anteojos". Entre risas, el actor continuó: "Me lo tomo con humor, no me queda otra".

"Soy amigo de Adrián Cormillot. Me invitó cinco días a la clínica, la pasé bárbaro, comí una súper dieta, subí dos kilos. Estaba bien antes, estuve bien durante la internación".

De todas formas, Felipe se puso un poco más serio a la hora de referirse a las palabras de su padre, quien afirmó a la revista: "Estuvo una semana internado, y ahora está como un tipo normal dentro de lo flaco que es. Está bien, aunque yo quiero que coma más… Entiendo que para ser Michael Jackson tengas que ser delgado, ¡pero dejate de joder! Me dice que pesa y mide lo mismo que Michael. ¡A mí me chupa un huevo!". Así, el hijo del conductor admitió: "Un poco cierto. No es que no comía. Yo llevo una dieta con batidos de proteínas, carbohidratos y todo bien completo. Un multivitamínico. Soy amigo de Adrián Cormillot, pregúntenle a él que les va a contar cómo fue. Me invitó cinco días a la clínica, la pasé bárbaro, comí una súper dieta, subí dos kilos. Estaba bien antes y estuve bien durante la internación".

En cuanto al tema de los batidos, Felipe detalló: "No los tomo como suplemento (de la comida), sino como complemento. No soy anoréxico ni bulímico, ni nada, por suerte”. Al final, Felipe Pettinato lanzó dardos contra Roberto: "Él habla mucho en chiste de manera seria. Para parecerme a Michael aprendí a maquillarme, a bailar, no tanto como él, y a cantar un poco. Me operé la nariz, no para parecerme a Michael sino porque sigo su línea estética. (…) La realidad es que no nos conocemos tanto con mi papá. No sabía mucho del tema, se sintió acorralado y dijo ‘¿no, mi hijo internado por drogas? No come el pelo...’, pero es su forma, tiene que cuidar su imagen y la de los Pettinato".  Para cerrar la polémica, el chico mostró sus abdominales donde pretendió mostrarse delgado y saludable.