Fede Bal se quebró al hablar de la salud de su padre: "Mi viejo no está pasando un buen momento, esto le afectó la recuperación"

El actor se lamentó de que Santiago Bal retrocediera en su rehabilitación por las polémicas mediáticas que involucraron a ambos.

Federico Bal: "Mi viejo no está pasando un buen momento"

Todas las batallas mediáticas que le propusieron a Federico Bal (26) en los últimos tiempos fueron afrontadas con coraje por el participante de Bailando 2015, hasta que el viernes por la tarde solicitó una tregua. Emocionado hasta las lágrimas, Fede se lamentó en un móvil para Intrusos de que la salud de Santiago Bal (79), su papá, se viera afectada.

Dolido por las declaraciones de su abuela, Anita Barbieri, el actor se sinceró: "Para mí, llevar a mi papá a Ideas del Sur, al programa de Marcelo Tinelli que ve todo el mundo, fue una emoción muy grande. El me dio mucho a mí, e ir con él de la mano por Ideas del Sur y que encima Bárbara le dé la mano… Era como la vuelta de él a la tele. Me emociona un poco, es muy lindo tener a tu papá de vuelta vivo, que lo vean y pueda mostrarse mejor. Él siempre fue un galán, entonces se preparó, un día antes fue a cortarse el pelo, se preparó la ropa. Es difícil ser mal hijo por llevar a mi papá al lugar donde trabajo. Yo soy lo que puedo ser, y basta, estoy cansado de que me den por todos lados".

"Ya está, loco, no soy un mal chabón. Soy un tipo normal que se ocupa de su familia, estoy con mi novia, y ya no aguanto más. Tengo una espalda que me aguanto las que vengan, pero ya está, denme un día tranquilo. Un día necesito, si no le hago mal a nadie"

Por otra parte, inmerso en una controversia mediática con Moria Casán, Fede se quejó: "Ya está, loco, no soy un mal chabón. Soy un tipo normal que se ocupa de su familia, estoy con mi novia, y ya no aguanto más. Tengo una espalda que me aguanto las que vengan, pero ya está, denme un día tranquilo. Un día necesito, si no le hago mal a nadie". Así, remató: "Voy a intentar hacer las cosas bien en mi vida, Conocí a una mujer hermosa que me acompaña. Espero que me salga bien, estoy poniendo todo para eso. También se me ataca por ahí".

"Mi viejo no está pasando un buen momento, esto le afecta a la recuperación y son como cinco pasos para atrás de vuelta. Lo voy flojo otra vez, que le cuesta todo cuando la recuperación venía bien. (…) Hace una semana fuimos a comer con Barbie y jugaba con el bastón, ni lo usaba. Hoy lo vi y no estaba bien, no me hace un personaje para levantarse del sillón. Otra vez pasar por lo mismo. Trato de hacer diez pasos para adelante, con las cosas que pasan, como él ve mucha tele, se angustia y son 20 pasos para atrás".

Entonces, Federico Bal explicó cómo afecta el revuelo mediático a su padre: "Mi viejo no está pasando un buen momento, esto le afecta a la recuperación y son como cinco pasos para atrás de vuelta. Lo voy flojo otra vez, que le cuesta todo cuando la recuperación venía bien (…) Hace una semana fuimos a comer con Barbie y jugaba con el bastón, ni lo usaba. Hoy lo vi y no estaba bien, no me hace un personaje para levantarse del sillón. Otra vez pasar por lo mismo... Trato de hacer diez pasos para adelante, con las cosas que pasan, pero como él ve mucha tele, se angustia y son 20 pasos para atrás".

A corazón abierto, el novio de la hija de Nazarena Vélez remarcó: "Esta mujer que me encontré en esta vida (por Barbie) es una reina, está loca. Discutimos mucho y a la vez no amamos como nunca amé. Sería muy difícil la vida sin ella. Es muy lindo tenerla". Para cerrar, Federico Bal reiteró que mantiene una tensa relación con su madre, Carmen Barbieri: "Con mi mamá estoy como puedo. Ayer tuvimos un diálogo medio tenso. Tenemos nuestras diferencias y desde Europa siento que ella no termina de relajarse…".