Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Fede Bal se quebró al escuchar un audio de Lourdes Sánchez llorando: "Me rompen al medio"

El actor no pudo evitar las lágrimas en Siempre Show por las palabras de su compañera, que se encuentra internada.

Fede Bal se emocionó hasta las lágrimas al escuchar un audio de Lourdes Sánchez

Lourdes Sánchez se encuentra haciendo reposo tras la operación de urgencia a la que se sometió el viernes cuando le debieron sacar las trompas de Falopio y el apéndice por una infección que puso en peligro su vida.

Por ese motivo, la bailarina deberá ser reemplazada en el duelo del Súper Bailando, donde comparte la pista con Fede Bal, por Soledad Bayona.

Fede habló con Siempre Show (lunes a viernes a las 20 hs por Ciudad Magazine) antes del inicio de ShowMatch el martes y se mostró conmovido al escuchar un emotivo mensaje de voz que le envió Lourdes en vivo.

“Quiero decirle a Fede que la va a romper. Confío mucho, mucho en él. Sé que me va a cuidar el lugar. Él sabe las ganas que yo tengo de volver a la pista. Le mando muchas fuerzas. Me re emociono porque me encantaría estar ahí. Y obviamente a Sole que la conozco hace años y la quiero mucho. Sé que es una gran bailarina y la van a romper. Ojalá les guste al jurado y los puedan salvar”, le dijo Lourdes llorando.

Bal se quebró al aire y reconoció: “Tremendo. Me hacen mal, boludo. Me ponen esto antes de bailar. Me rompen al medio. La quiero, tiene mucha fuerza”.

"Tremendo. Me hacen mal. Me ponen esto antes de bailar. Me rompen al medio. La quiero, tiene mucha fuerza"

Sobre su vínculo con Sánchez, contó: “Trabajando hace tantos años en esta productora nunca había trabajado con ella; siempre me tocaba jugar en contra de Lourdes. No porque estaba con Laura (Fernández, su exnovia y eterna rival de Lourdes) sino porque estaba en otro equipo. Al conocerla me toca en un momento en el que estoy disfrutando y ella es la persona que me está haciendo disfrutar. Está en otro plano, de alegría”.

“Llego al ensayo por momentos duros por la salud de mi viejo y ella me saca una sonrisa. Me hace bien, es una mujer que tiene luz. Entonces, te dan ganas de romper todo que le esté pasando esto. No se lo merece. Tengo una mochila… No me importa seguir o no seguir sino que quiero que ella vuelva. No quería tener reemplazo, quería ir al teléfono directo pero en este no hay teléfono. Tengo una carga... Me siento bastante débil. Vamos a hacer lo que podamos. Acá estamos cuidando su lugar, es la responsabilidad máxima”, cerró Fede, súper emocionado.