Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Emocionante relato de Paula Chaves sobre el nacimiento de Baltazar: "Fue un parto animal, una experiencia que volvería a tener un millón de veces"

La conductora de Este es el Show contó desde su casa cómo dio a luz a su segundo hijo. Además, reveló el chiste que le hizo Pedro Alfonso en pleno parto.

Paula Chaves habló del parto natual con Este es el Show

Después de 41 semanas de gestación, el domingo nació Baltazar, el segundo hijo de Paula Chaves (32) y Pedro Alfonso (37). El hermanito de Olivia (3) nació por parto natural y sin anestesia para la mamá, a pesar de que la conductora de Este es el Show había sido mamá primeriza por cesárea.

En una entrevista desde la intimidad de su hogar con su compañero José María Listorti, Paula se sinceró a pura sonrisa: “Estoy feliz, como si me hubiese pasado un tractor por encima, pero feliz de la vida. Súper contenta y también emocionada. Fue una revolución volver a casa con un nuevo integrante”.

"Fue muy intenso, digo que fue como una película porque por momentos como que me iba y no entendía nada. Rompí bolsa el viernes a las 22, me acosté a dormir, pero no pude dormir nada. Saben que dormimos con Olivia, pero esa noche se fue a dormir a su cama sola, los chicos son sabios y entienden todo. Fue una revolución porque sabía que iba a llegar Baltazar en cualquier momento, y se hizo esperar bastante".

Luego, la ex Súper M relató cómo fueron las ¡36 horas! de trabajo de parto hasta que nació su varoncito de 4 kilos: “Fue muy intenso, digo que fue como una película porque por momentos como que me iba y no entendía nada. Rompí bolsa el viernes a las 22, me acosté a dormir, pero no pude dormir nada. Saben que dormimos con Olivia, pero esa noche se fue a dormir a su cama sola, los chicos son sabios y entienden todo. Fue una revolución porque sabía que iba a llegar Baltazar en cualquier momento, y se hizo esperar bastante. Estuve con la bolsa rota 12 horas en mi casa con Vicky Seguí, que es la mujer que me acompañó con charlas, mates, cafés y gimnasia, esperando las contracciones. Así que después me interné en el Mater Dei a las 11 (del sábado). A las 15 empezaron las contracciones fuertes y no pararon hasta las 5 (del domingo), que nació Baltazar”.

“Estaba muy asustada, porque creo que a eso de las 22 como que colgué la toalla, después de estar desde las 15 en la clínica metida adentro de la bañadera y la ducha, con Pedro metido atrás mío abrazándome, con la partera alentándome. Fue muy difícil y si no hubiera sido por ellos, no sé si hubiera podido. De ahí nos fuimos a la sala de parto, y ahí es como que pierdo un poco la noción del tiempo. Ahí es donde empecé a aplicar todo lo que aprendí para parir en movimiento, porque un bebito no sale así nomás, uno no puede encajar, y menos un bebito de 4 kilos como fue Baltazar. Fue como un parto animal, pude ponerme en cuclillas, de costado como mi cuerpo me lo pedía. No tuve anestesia, tuve analgesia, porque al tener una cesaría previa tiene que haber sensibilidad. Pedro, obviamente, todo el tiempo tirado en el piso, cada 15 minutos chequeabamos si estaba vivo, creo que varias veces se quedó y reanimó solo, porque no daba bola”, detalló Paula.

"Estuve con la bolsa rota 12 horas en mi casa con Vicky Seguí, que es la mujer que me acompañó con charlas, mates, cafés y gimnasia, esperando las contracciones. Así que después me interné en el Mater Dei a las 11 (del sábado). A las 15 empezaron las contracciones fuertes y no pararon hasta las 5 (del domingo), que nació Baltazar".

“Cuando lo vi a los ojos creo que me fui de mí porque no recuerdo muy bien, creo que Pedro me levantó la cabeza y lo vi salir de adentro mío, me lo pusieron en el pecho. Es una imagen que no me la voy a olvidar nunca en mi vida, fue lo más increíble, igual que con Oli. Esperar a que el cordón deje de latir naturalmente y esperar a que él reaccione naturalmente a los minutos. Fue una experiencia que volvería a tener un millón de veces más. Fue muy emocionante estar ahí con Pedro. No saben lo que fue cuando lo sentí todo calentito arriba mío”, se emocionó hasta las lágrimas.

Luego Paula detalló cómo fue que Baltazar solito se le acercó al pecho para alimentarse: "Empezó a ociquearme, se prendió a la teta y lo tuve ahí arriba mío como una hora. No se lo llevaron a pesar ni lo bañaron, le pusieron las vacunas que hay que ponerle, pero lo hicieron arriba mío y nunca lloró ni se enteró porque estuvo siempre piel a piel tirado encima mío, con Pedro al lado. La verdad que fue un parto animal".

"Cuando lo vi a los ojos creo que me fui de mí porque no recuerdo muy bien, creo que Pedro me levantó la cabeza y lo vi salir de adentro mío, me lo pusieron en el pecho. Es una imagen que no me la voy a olvidar nunca en mi vida, fue lo más increíble, igual que con Oli. Esperar a que el cordón deje de latir naturalmente y esperar a que él reaccione naturalmente a los minutos. Fue una experiencia que volvería a tener un millón de veces más. Fue muy emocionante estar ahí con Pedro. No saben lo que fue cuando lo sentí todo calentito arriba mío".

Cerca del final, Paula confesó cuál fue la broma que le hizo Pedro para distender la tensión: “Estaba en sala de parto, muriendo de dolor, y me dijo 'me quiero separar'. Y yo ahí riéndome, necesitaba parar un segundo. Después lo busqué y no estaba, estaba tirado en el piso a un costado. Fue mi sostén y gracias a él pude llegar a esto”.

Como no podía ser de otra manera, Paula aseguró que Baltazar también va a disfrutar del colecho. Por otra parte, Paula Chaves aclaró que esperará para presentar al bebé ante los medios, ya que primero lo tienen que conocer los familiares y amigos.

Pedro Alfonso también dio la nota cuando, orgulloso, mostró que Baltazar Alfonso ya es socio de River Plate con carnet y todo. Y millonario... de amor.