Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Drásticas frases de More Rial sobre Silvia D’Auro: "Para mí está muerta desde hace mucho tiempo"

La hija de Jorge Rial se refirió a la nula relación que tiene con su madre y habló de si podría reconciliarse.

More Rial le dedicó duras frases a Silvia D’Auro: "Para mí está muerta desde hace mucho tiempo"

En la historia de More Rial está el nombre de Silvia D’Auro, su madre y exesposa de Jorge Rial, sin embargo ella misma decidió soltar ese vínculo, mucho después de sentirse abandonada por quien ya no llama “mamá”.

“¿Alguna vez pensaste sacar el nombre de Silvia D’Auro de tu partida de nacimiento?”, le preguntó Diego Esteves en una nota con la mediática en A la tarde. “Ya soy mayor de edad y no me pesa el nombre de ella”, señaló.

Para mí Silvia está muerta hace mucho tiempo. No es alguien que pueda llegar a vivir en mi vida. Ya está”, aseveró, en una comunicación telefónica con Karina Mazzocco, quien reaccionó con crudeza cuando le comentó que sus frases eran “fuertes”. “Ah, pero ya no me afecta a mí. Por eso lo puedo decir bien. Mi tío sabe lo que pasé yo. Ella se ganó eso”, lanzó, llamando así a Luis Ventura.

 

"Creo que una persona que se olvidó de sus hijas por completo o que se decidió retirar, es una persona que no tiene corazón".

MORE RIAL FUE TERMINANTE SOBRE SU RELACIÓN CON SILVIA D’AURO

La hija de exconductor de Intrusos comparó D’Auro con Jacqueline Patoka, a quien More hoy considera su “madre del corazón”. “Jackie es una gran mamá, no es como Silvia que se borró. Siempre está”, la diferenció.

“Para vos tu madre está muerta, ¿pensás que para ella ocurre lo mismo, que ella siente que vos no existís?”, preguntó la conductora y Morena siguió con su postra. “Sinceramente, no me lo puse a pensar, pero yo creo que una persona que se olvidó de sus hijas por completo o que se decidió retirar, es una persona que no tiene corazón”, expresó.

“Y si volviera y te pidiera disculpas, ¿la perdonarías”, fue más allá la animadora. “No, no. Ya está, chicos. Ya pasó”, concluyó, cerrando la puerta a una reconciliación.