Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El drama de Estelita, la ex de Luis Ventura: "Bajaba en Chile el 15 de marzo, pero me están llevando a California"

A los argentinos no les permitieron desembarcar en San Antonio, Chile, y siguen en altamar con destino a Estados Unidos.

Estelita Ventura relató cómo es su interminable crucero por el Pacífico

Hace un mes, Estela Maris Muñoz, la exesposa del periodista Luis Ventura conocida también como "Estelita", abordó un crucero con rumbo al sur argentino para pasar sus vacaciones. Pero ese viaje de placer se transformó en una pesadilla de un día para el otro debido a que los gobiernos de todo el continente impusieron un estricto control sobre todos los pasajeros que llegaran por vía aérea o marítima, a causa de la pandemia de coronavirus que se abate sobre el mundo.

De esta forma, Estelita, que debía descender del crucero el 15 de marzo en Chile, quedó a bordo del mismo, sin posibilidad de tocar tierra durante todo este tiempo; y este jueves contó en Hay que Ver que el buque debió desviar su rumbo hacia la ciudad de San Diego, en el estado de California, en los Estados Unidos.

"Ya hace un mes que estamos en el mar, y yo tome un crucero por 15 días. Ahora estamos a la altura de Managua (Nicaragua), mañana llegamos a Acapulco y nos quedan unos días más para (arribar a) San Diego. Pero hay problema con todos los argentinos porque hay muchos que no trajeron la visa. Nosotros estábamos viajando por el sur de nuestro país, no por Europa", le contó Estelita a José María Listorti.

"Yo tome un crucero por 15 días. Ahora estamos a la altura de Nicaragua y nos quedan unos días más para San Diego. Hay problema con todos los argentinos porque hay muchos que no trajeron la visa".

Consultada sobre las posibilidades que tendrá de regresar a la Argentina desde los Estados Unidos, la pasajera se mostró muy preocupada ya que según ella "ya está arreglando los vuelos charter la gente del crucero. Primero nos dijeron que volvíamos con Aerolíneas Argentinas, pero ahora parece que no".

"La gente está enojada con los chilenos porque el día 15 estábamos en el puerto de San Antonio y nos negaron bajar a los argentinos, a los uruguayos y a los únicos que dejaron fue a los pasajeros chilenos".

En el lado positivo de la situación, Estelita se mostró sorprendida de lo bien que la atienden pese a la situación. "Acá hay más de 4 mil personas arriba del crucero, no nos falta nada. La atención es bárbara. Estamos ajenos a todo lo que está sucediendo; parece que estuviéramos en otro mundo porque en el barco no hay ni un solo enfermo. Pero hace cinco días que estamos navegando y lo único que vemos es cielo y agua. La gente hasta ahora está bien, pero enojada con los chilenos porque el día 15 estábamos en el puerto de San Antonio y nos negaron bajar a los argentinos, a los uruguayos y a los únicos que dejaron fue a los pasajeros chilenos", relató.  

"Hablamos con nuestra familia, vemos las noticias, pero seguimos nuestra vida normal. Vamos a la pileta, a la noche tenemos teatro, podemos circular sin problemas porque no hay ningún contagiado. La higiene es impresionante, a cada segundo te están poniendo alcohol en gel en las manos. Por suerte pudimos abastecernos de comida, medicamentos y gasolina en Valparaíso. Ahí cargaron todo el barco de medicamentos porque la gente que había abodado por 15 días se estaba empezando a quedar sin ellos. Estuvimos cinco días en puerto", explicó, en referencia al último lugar en el que les permitieron amarrar.