Y un día Lali Espósito se enojó: "Me hicieron vivir un momento muy incómodo, no podés mostrar impunemente la casa de alguien"

La actriz de Esperanza mía contó por qué se molestó con los fotógrafos que le hicieron guardia en la puerta de su edificio, para ver si estaba con Mariano Martínez.

Lali Espósito habló de su supuesto romance con Mariano Martínez

Que con Mariano Martínez (36) sólo son buenos amigos, que están esperando para blanquear su noviazgo, que pasaron la noche juntos tras el festejo del cumpleaños de la actriz. Hasta ahora, todas especulaciones que la misma Lali Espósito (24) se encargó de aclarar (una vez más), en una entrevista que realizó para El Diario de Mariana, en la que no se privó de hablar de nada… incluso de aquellas cosas que le generan malestar.

Luego de la apasionada escena que los protagonistas del ciclo de El Trece llevaron a cabo en el último episodio, Lali se mostró contenta con el resultado final: “Lo vi y me encantó. El capítulo se trataba de esa escena básicamente… que era una fantasía igual”. Y sobre el debate que surgió tras esas imágenes y si el beso era parte de una ficción o era real, agregó: "¿Cómo te voy a responder semejante cosa cuando es una escena? Nos hemos besado en un millón de escenas y nos besaremos en un millón más".

“No, chicos. No estoy de novia con Mariano Martínez y es mentira que me voy de vacaciones con él”.

Más tarde llegó la pregunta obligada: “¿Cuándo blanquean?”, indagó Pampito, el cronista de DDM. "¿Qué cosa? Yo estoy en blanco, así que si la AFIP (Asociación Federal de Ingresos Públicos) quiere ir a chequear, más pulcra, más blanca, imposible yo", respondió con humor.

Asimismo, se refirió al último de los rumores, que aseguraba que Espósito tendría pensado tomarse unos días de descanso junto al galán al finalizar las grabaciones: "Sí, leí sobre eso. Es mentira, no me voy de vacaciones con Mariano Martínez”, dijo. Y remarcó: “No, chicos. No estoy de novia con Mariano Martínez".

Por otro lado, se mostró molesta por un episodio que vivió en la puerta de su casa, tras su festejo de cumpleaños: "Los 43 me llegan en un gran momento (risas). Estoy muy contenta. Es hermoso, no que haya fotógrafos en la casa de uno, sino la impunidad en mostrar la casa de uno. Eso me molestó, obvio. Es lo único que me molesta, el resto... que digan lo que quieran, que especulen, aunque no deje de ser la vida de uno. Pero sabemos cómo es este trabajo, a veces. Lo que no me banco es que muestren mi casa”, contó.

“Lamentablemente, no somos Suiza. Vos no podés mostrar tan impunemente la puerta de alguien, la casa de alguien. Lamentablemente, ojalá la cosa cambie pero vivimos en este país, que es hermoso, pero que es muy jodido a veces con el tema de la seguridad. Entonces, no puede ser tan libre. Claro que eso a mí me molesto, el resto te hago chistes y me río", expresó enojada sobre los fotógrafos que se instalaron en la puerta de su casa cuando festejaba su cumpleaños.

Lali reconoció que, molesta por la situación vivida, les dijo a los paparazzi que le hacían guardia “qué trabajo de mierda que tienen”: “Es real que dije eso. Es por mostrar impunemente la casa de alguien. Podés hacerme una nota, vos lo estás haciendo muy respetuosamente, me preguntás lo que me tenés que preguntar de una linda manera y yo te puedo responder con buena onda porque ustedes están trabajando, pero ésa de ir a la puerta de la casa de uno, meterse en el garaje de uno… También se me tiraron arriba del capó, literal, y por esquivarlos y por salir rápido de mi casa, porque no tengo ganas de parar en la puerta de mi casa, o sea, paro acá a hacerte una nota, no en la puerta de mi casa, por hacer eso terminé chocando algo. Fue un momento muy incómodo, que me lo hicieron vivir muy incómodo porque no tengo porque parar en la puerta de mi casa a hablar. Paro en el ámbito de trabajo, en la puerta de Pol-Ka, pero ¿por qué lo tengo que hacerlo en la puerta de mi casa, por qué la muestran? Sin preguntarme, sin pedir permiso. Eso me parece una falta de respeto, porque yo vivo ahí, no es que es mi trabajo, no es una oficina”, sentenció.

Lamentablemente, no somos Suiza. Vos no podés mostrar tan impunemente la puerta de alguien, la casa de alguien. Lamentablemente, ojalá la cosa cambie, pero vivimos en este país, que es hermoso, pero que es muy jodido a veces con el tema de la seguridad. Entonces, no puede ser tan libre. Claro que eso a mí me molesto, el resto te hago chistes y me río”, añadió.

Por último y ante los dichos que aseguraban que Mariano había pasado la noche en la casa de Lali tras el festejo de cumpleaños, cerró con ironía: “¿Vos viste una foto? Me hizo unos huevos revueltos, lo subió a Instagram… Por favor, no estaba Mariano”.