Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La desopilante anécdota de Nacha Guevara junto a Felipe Colombo: "Él abrió la puerta de mi camarín y me vio desnuda"

La actriz reconoció tener muy presente un particular momento que vivió con el joven cuando encabezaban El Graduado

La desopilante anécdota de Nacha Guevara mientras actuaba con Felipe Colombo en el teatro (Fotos: Web)
La desopilante anécdota de Nacha Guevara mientras actuaba con Felipe Colombo en el teatro (Fotos: Web)

Luego de que Felipe Colombo confesara "haber tenido una reacción corporal" -según sus propias palabras- cuando vio desnuda a Nacha Guevara completamente desnuda en una escena que interpretaban en la obra El Graduado, la actriz dio a conocer un detalle desconocido de los ensayos.

"Era muy importante que Felipe se enamorara de la Sra. Robinson, que era mi personaje. Eso lo charlamos mucho con Felipe Fernández del Paso (el director), quien insistía en que eso se note porque es algo que se ve en el escenario", comenzó diciendo Nacha en diálogo con Agarrate Catalina, el ciclo radial que conduce Catalina Dlugi por La Once Diez.

Nacha Guevara: "Felipe Colombo abrió la puerta mi camarín (cuando actuaban juntos en la obra El Graduado) y me vio desnuda. Nunca me voy a olvidar su carita. Creo que es uno de los mejores compañeros que tuve, galante y educado".

En ese momento, la entrevistada confesó cuál fue el plan de Fernández del Paso para que el acto saliera perfecto: "Desde la primera escena, yo ya salía completamente desnuda. Entonces, como eso iba a ir con un maquillaje para que quede todo armonioso, el primero que lo vio fue el director en el camarín. Yo tenía que hacerme amiga de esa idea porque era muy fuerte".

"Como en la obra yo abro la puerta y me aparezco ante Felipe desnuda, el director me dijo que me quedara en el camarín sin ropa mientras llamaba al actor para que tenga la misma reacción que iba a tener mientras actuábamos", agregó.

Y cerró, sin escatimar en halagos para su colega: "Fue entonces que Felipe abrió la puerta de una y me vio desnuda. Nunca me voy a olvidar su carita. Creo que es uno de los mejores compañeros que tuve, galante y educado. Todas las santas noches él me venía a buscar al camarín para que subamos juntos, me daba el brazo como un caballerito".