Delfina Chaves, íntima: "En 2001 nos agarró la crisis y caímos en bancarrota, hoy agradezco haber pasado por eso"

La hemana menor de Paula Chaves es modelo y también actriz. Protagoniza una miniserie con Darío Grandinetti y habló de todo con la revista Gente.

Mide un metro setenta, es bellísima, elegante y ahora está protagonizando una miniserie, nada más y nada menos, que con Darío Grandinetti, Gloria Carrá y Juan Gil Navarro.

"En el último año de colegio, durante cuatro meses hice gira nacional con Viaje de locura, la comedia que hacía Pedro, mi cuñado... Iba al colegio de lunes a viernes de 8 a 17. Me tomaba el tren para ir al teatro a ensayar. Después del estreno, lo mismo: iba los viernes a Aeroparque y salía en el avión para Salta, Tucumán, Jujuy o donde estuviéramos. El lunes, a las 8, de vuelta al colegio. ¡Y no me llevaba materias!".

Delfina Chaves (19), de a poquito, está dejando de ser "la hermana de" para pasar a tener nombre propio e identidad en los medios. En la revista Gente, posó canchera y linda y se animó a abrir su intimidad.

"Nací en La Lucila. Vivía en Olivos. Cuando estaba en primer grado, nos agarró la crisis del 2001. Papá (Miguel) estaba en el negocio textil y caímos en bancarrota, maaal. Nos fuimos a vivir a una casa prestada en Lobos, la ciudad  de mi mamá, Alejandra. Mis papás se esforzaron mucho... Hoy agradezco haber pasado por eso. Aprendí. Después de dos años allá, nos volvimos a zona Norte y fui a una escuela pública. Mis papás se separaron y yo me quedé viviendo con mi viejo. Cuando él ya estaba recuperado económicamente, dedicieron mandarme a un colegio bilingüe, el San Gregorio, para que hiciera la secundaria", contó Delfina.

La hermana menor de Paula Chaves (30) y Gonzalo (26) también se refirió a su presente laboral: "Cuando me vi en La casa del mar, la miniserie de DirecTV, no lo podía creer. Aparecían esos actorazos y yo pensaba '¡Uy! ¡Ahora vengo yo!'. Una gran alegría... Porque son más los castings en los que no quedás que en los que quedás. Para La casa del mar fue rápido. Di la prueba y me llamaron a los cuatro días. Hice una escena con Juan Gil Navarro y quedé".

Delfina también contó cómo fue su formación como actriz: "Estudio teatro desde los 12. Empecé en el San Gregorio, con mi mentor, Mariano Caligaris, tomando clases extracurriculares. Al principio, en los plays, era el 'árbol 4', pero un día, cuando tenía 15, tuve la chance de ser la Julieta de Shakespeare. Es importante que te estimulen desde chico. Mamá me llevaba a danza, a piano...". Y agregó: "En el último año de colegio, durante cuatro meses hice gira nacional con Viaje de locura, la comedia que hacía Pedro Alfonso (35), mi cuñado... ¡Escuchame lo que hacía! Iba al colegio de lunes a viernes de 8 a 17. Me tomaba el tren para ir al teatro a ensayar. Después del estreno, lo mismo: iba los viernes a Aeroparque y salía en el avión para Salta, Tucumán, Jujuy o donde estuviéramos. El lunes, a las 8, de vuelta al colegio. ¡Y no me llevaba materias! Valoro la educación que mis papás me pudieron dar. Después, ese invierno, vino la experiencia en Los Angeles. Con dos amigas, Oriana Sabatini y Valentina Zenere, me anoté en la New York Film Academy, que tiene una sede en California. Durante tres semanas viví en un campus, rodeada de chicos de todas partes del mundo que estudiaban teatro. Cursaba de 9 de la mañana a 4 de la tarde. ¡Fue impresionante! Ahí supe que quería dedicarme de lleno a esto".

Una chica de 19 años, bien plantada y segura de lo que quiere. ¡Arriba, Delfina!