Defederico contó cómo fue estar separado de Cinthia Fernández y sus hijas durante seis meses: "Era duro llegar a casa, abrir la puerta y que no te reciba nadie"

Recién llegado de Turquía, el futbolista visitó La mesa está lista con su esposa y sus hijas CharisBella y Francesca. Allí reveló detalles de la emotiva reunión familiar. 

Matías Defederico contó cómo fue estar separado de su familia

Después de seis meses de durísima distancia, Matías Defederico (26) se reencontró con su mujer Cinthia Fernández (26) y sus hijas, Charis (2), Bella (2) y Francesca (1).

El futbolista, recién llegado de Turquía, donde jugaba para el Eskişehirspor, visitó La mesa está lista junto a Cinthia (quien trabaja como panelista en el programa) y las tres niñas. En una divertida entrevista familiar en la que las gemelas hicieron de las suyas, Defederico contó lo emotiva que fue la reunión familiar y la tristeza que lo inundó en este tiempo lejos de Argentina.

“La verdad es que fue emocionante. Tenía la vuelta para el 29 de diciembre y teníamos en la cabeza que pasábamos Navidad separados. Pero, por un problema que tuve con el contrato, me pude volver antes. Salí el 24 a la mañana y llegué a la noche”, relató Matías. Cinthia, feliz con el regreso de su marido, confió: “Lo que más extrañé es que somos muy amigos, nos divertimos mucho”.

"Estando solo casi seis meses, si no las tenía a ellas no lo hubiera hecho porque es muy difícil. Era duro llegar a casa, abrir la puerta y que no te reciba nadie o volver bajoneado de un partido en el que te fue mal, y ponerte peor", contó Matías.

¿Cómo afronto Defederico la soledad en Turquía? “Estando solo casi seis meses, si no las tenía a ellas no lo hubiera hecho porque es muy difícil. Era duro llegar a casa, abrir la puerta y que no te reciba nadie o volver bajoneado de un partido en el que te fue mal, y ponerte peor. Ahora entrás a casa y si tuviste un mal día, ellas te dan vuelta. Fue duro. Obviamente que nosotros nos extrañamos, pero ellas son lo más importante de nuestras vidas”.

Además, Matías contó que mientras Cinthia estaba en el Bailando, se hacía difícil la comunicación vía Skype: “El último tiempo fue de muchos ensayos en el Bailando y poco tiempo de ella en casa, ¡la quería matar!”, dijo entre risas.

Por último, ambos respondieron al unísono y con humor al ser consultados por la posibilidad de la llegada de un varoncito a la familia: “¡No, ahora no por favor te lo pido!”.

¡Hermosa (y divertida) familia!