Ciudad Magazine

Notas Top

Daniela Ballester posteó una foto amamantando a su hijo y habló del lado "B" de la maternidad: "No todo es color de rosa"

La periodista compartió una dulce postal junto a su bebé y habló de su experiencia como mamá primeriza. 

Daniela está disfrutando de la maternidad de la mano de Felipe.
Daniela está disfrutando de la maternidad de la mano de Felipe.

Tras nueve meses de pura ansiedad, Daniela Ballester se convirtió en mamá y, rápidamente, compartió con los que la siguen la noticia. Desde ese momento, cuenta públicamente su experiencia como mamá primeriza.

Feliz por el nacimiento de Felipe, la periodista posteó una foto amamantando y le dedicó una sentida reflexión a su bebé. "Es verdad que la maternidad tiene de esos momentos sublimes como el de amamantar. Ese abrazo tan profundo, tan único, tan protector y diferente a todos los abrazos del mundo. Tan necesario para la vida como el alimento, tan imprescindible como el amor", comenzó diciendo.

"La maternidad tiene de esos momentos sublimes como el de amamantar. Ese abrazo tan profundo, tan único, tan protector, y diferente a todos los abrazos del mundo".

Y contó el detrás de escena de la dulce postal que compartió en la red: "Inolvidables primeros minutos después de que Felipe llegara a este mundo, ese primer abrazo en el que nos fundimos, ese primer abrazo hijo-mamá que hubiera querido que durara para siempre".

Antes de cerrar, Daniela habló del lado "B" de la maternidad y explicó que no todos los momentos son fantásticos. "También es muy cierto que no todo es color de rosa, que hay cansancio físico, que las emociones se cruzan y a veces se siente mucho dolor del que hay que sobreponerse y aprender para que el camino juntos sea maravilloso", agregó.

"También es muy cierto que no todo es color de rosa, qué hay cansancio físico, que las emociones se cruzan y a veces se siente mucho dolor del que hay que sobreponerse y aprender para que el camino juntos sea maravilloso".

Y, sincera, concluyó: "Amamantar requiere estar disponible y casi sin dormir. A veces, simplemente, no se puede. Acá estamos nosotros, en nuestro momento mágico, tan mágico como la vida, como estar en este mundo y juntos. Y que nada más importa".

Ver esta publicación en Instagram

Es verdad que la maternidad tiene de esos momentos sublimes como el de amamantar. Ese abrazo tan profundo, tan único, tan protector, y diferente a todos los abrazos del mundo. Tan necesario para la vida como el alimento , tan imprescindible como el amor. Inolvidables primeros minutos después de que Felipe llegara a este mundo, y ese primer abrazo en el que nos fundimos, en ese primer abrazo hijo mamá que hubiera querido que durara para siempre. También es muy cierto que no todo es color de rosa, qué hay cansancio físico,que las emociones se cruzan y a veces mucho dolor del q hay q sobreponerse y aprender para que el camino juntos sea maravilloso. Que amamantar requiere estar disponible y casi sin dormir. A veces simplemente no se puede. Acá estamos nosotros, en nuestro momento mágico, tan mágico como la vida, como estar en este mundo y juntos. Y que nada más importa. ❤️

Una publicación compartida por Daniela Ballester (@ballesterdaniela) el

¡Mamá real!

 

 

¡Suscribite al newsletter de Ciudad! Y recibí las últimas noticias del espectáculo en tu mail.

¡Click Aquí!