Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Dalma Maradona le respondió a Verónica Ojeda y reveló el mal momento que vivió después del parto de Azul

Ojeda había dicho que Dalma no le había respondido un llamado a Dieguito Fernando. Todo en medio de graves acusaciones de Mario Baudry.

Dalma Maradona y su furiosa respuesta a Ojeda tras contar que no le respondió un mensaje a Dieguito Fernando: "Me tuvieron que hacer una transfusión de sangre"

A través de una comunicación telefónica con LAM, Dalma Maradona se refirió a las graves acusaciones que hizo el abogado Mario Baudry en Argenzuela, el programa de Jorge Rial, contra Dalma, Gianinna y Claudia Villafañe. En medio de su descargo, la hija de Maradona le respondió a Verónica Ojeda.

“Necesito decir que hay algo que a mí me dolió muchísimo y es que Jorge Rial dijo ‘lo que le molestó a Verónica Ojeda es que Dieguito Fernando (el hijo que tuvo con el Diez) le mandó un audio a Dalma y ella nunca se lo contestó’”, comenzó diciendo Dalma.

“Lamentablemente, gracias a que ella le contó esto a Rial, yo tengo que contar que estuve internada, me tuvieron que hacer una transfusión de sangre y no me dieron el alta porque estaba anémica y no me podía levantar de una silla. Entonces, ¿yo tengo que explicar todo esto y por qué no tenía el teléfono para contestarle al nene o a ella porque ella le quiere contar un chisme a Rial?”, agregó, visiblemente molesta.

"Lamentablemente, gracias a que (Ojeda) le contó esto a Rial, yo tengo que contar que estuve internada, me tuvieron que hacer una transfusión de sangre y no me dieron el alta porque estaba anémica".

Además, dio detalles del problema de salud que tuvo después de nacer su segunda beba, fruto de su amor con Andrés Calderelli, con quien también tiene a Roma: “Esto pasó cuando nació Azul. Yo tenía que estar dos días internada después de dar a luz por la cesárea, que fue normal y estuvo todo bien, pero el día que me iban a dar de alta yo me empecé a sentir muy débil y estaba blanca. Y se le ocurre a un médico, antes de dejarme ir, hacer un estudio de rutina y salieron unos valores tremendos, horribles”.

“Me vinieron a hablar para decirme que me tenían que hacer una transfusión. Me asusté, obvio. Yo me tenía que quedar internada con mi hija ahí. Fue toda una situación que yo jamás explicaría”, continuó.

"Si a Verónica le molestó que yo no le pude contestar a su hijo, le pido disculpas, pero me estaban transfundiendo sangre".

Y cerró, tajante: “Si a Verónica le molestó que yo no le pude contestar a su hijo, le pido disculpas, pero me estaban transfundiendo sangre porque no me fue tan bien como me tendría que haber ido y con una hija recién nacida”.