Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La cuarentena de Agustina Kämpfer: "En casa sigo las recomendaciones estrictas, pero no rociamos con lavandina cada cosa que guardamos"

La panelista de Nosotros a la Mañana habló con Ciudad sobre cómo vive el confinamiento junto a su hijo y su pareja.

La cuarentena de Agustina Kämpfer: Juan merece una madre relajada y mira la tele para poder darme un buen baño tranquila
La cuarentena de Agustina Kämpfer: Juan merece una madre relajada y mira la tele para poder darme un buen baño tranquila

La imposición del inédito aislamiento social total impactó en la vida de todos por igual, sin escaparle a la rutina cotidiana de los famosos.

¿Cómo pasan ellos esta situación de crisis sanitaria? ¿Se han deprimido o aprovechan para tener tiempo propio? ¿Cuáles son los miedos y los nuevos "hobbies" en el encierro? Todo esto y mucho más se volcó a un mini test de cuarentena.

¿Lo que sigue? Nuestro ping pong exclusivo ¡vía WhatsApp! Con Agustina Kämpfer (38)

1-¿En dónde y con quiénes pasás la cuarentena?

-En casa éramos tres, mi pareja Caros Gianella, mi hijo Juan (2) y yo hasta que llegó Panza hace unos días y pasamos a ser cuatro. Carlos tiene un amor descomunal por los perros y me convenció por mi talón de Aquiles, Juan, y la verdad que resultó una incoporación fantástica. ¡Es increíble cómo maduró en estas semanas desde que llegó la cachorra! Duerme mejor, se siente más grande porque le da órdenes a alguien, nos matamos de risa viéndolos jugar uno encima del otro en el piso.

"¡Es increíble cómo maduró Juan (2) en estas semanas desde que llegó la cachorra!".

2- ¿Quién sale a hacer las compras y qué precauciones toman?

-La verdad es que no hacemos mucho más allá de lo estrictamente recomendado: lavado de manos permanente, alcohol en gel, barbijo y distanciamiento social fuera de casa. No usamos guantes, no rociamos lavandina en cada cosa que guardamos. Entiendo a aquellos a los que hacerlo los deje más tranquilos, pero no lo incorporamos. A las compras las hacemos los dos, Carlos y yo, pero solo cuando se nos acaba algo de repente, porque compramos online para abastecernos y tener que salir lo menos posible.

3-¿Trabajar con "normalidad" te genera miedo al contagio? ¿O lo ves como una bendición porque estás ocupada y no pensás tanto?

-Los primeros días de cuarentena empezamos a turnarnos en el programa para respetar el metro de distancia, y los días que no iba medio que me convertí en un monstruo. Estaba de mal humor, me costaba disfrutar del día, lloraba, me obsesionaba con la limpieza para estar ocupada, ¡insoportable! Así que hablé con Carlos y le dije: "No sé cómo vas a hacer con tu laburo, pero necesito que te quedes con Juan hasta que yo vuelva del trabajo para poder ir la mayor cantidad de días posibles, porque sino un día voy a romper todo". Y él, que ya me estaba padeciendo, se organizó inmediatamente, ¡creo que le di miedo! Estoy yendo al programa cuatro veces por semana, y a ese día que me quedo en casa lo disfruto fuerte, estamos con Juan todo el día en pijama haciéndonos cosquillas y mirando dibujitos.

4-Tu libro o serie favorita en el aislamiento es...

-Estoy con This is us, que son cuatro temporadas de un montón de capítulos cada una, así que tengo para remojar el cerebro un buen rato. Lamentablemente no estoy leyendo nada, ¡con un niño de dos años y medio en casa es mejor usar los libros para construir casitas!

"Carlos es tan divertido y brillante que hasta en aislamiento hace que los momentos sean interesantes".
5-¿La cuarentena, afianza o deteriora tu relación de pareja?

-Carlos es fuera de serie. Es tan divertido y brillante que hasta en aislamiento hace que los momentos sean interesantes. Por supuesto que tuvimos nuestros roces, pero tuvieron más que ver con la incertidumbre propia de esta etapa que con la pareja.

6-¿Tenés alguna rutina que no cambiás por nada?

-En casa no hay rutinas. A veces cenamos a las 9 de la noche y a veces a las 7 y media de la tarde. A veces Juan quiere comer en el piso y armo una especie de pic nic en la cocina, otras cenamos en el living, otras en el comedor, y si me agarra con la guardia baja podemos cenar en la cama mirando una peli de niños. Nunca lo despertamos a la mañana, su cuerpito decide cuándo es momento de levantarse.

7-¿Qué estrategias implementás para cuidar y entretener a Juan?

-Lamentablemente el encendido del televisor es más amplio que antes de la cuarentena. Al principio eso me frustraba pero opté por aceptar que es parte de las cosas que no me gustan de este proceso, sin rechazarlo. También jugamos más que antes, así que trato de ver el vaso medio lleno y tengo en cuenta todo lo que estoy haciendo para entretenerlo, no solo lo que hago para que se distraiga y que yo pueda tener un respiro. Juan merece una madre relajada, y para eso esta madre lo pone a mirar la tele para poder darse un buen baño tranquila...

8-¿Cómo te sentís al estar tan informada de todo lo que pasa por tu rol de comunicadora?

-En este caso particular, la información precisa es absolutamente tranquilizante. Es la desinformación lo que genera paranoia. Por supuesto que al principio la sobrecarga fue saturante, pero es normal frente a un tema mundial sin antecedentes. En general tengo el hábito de desconectarme antes de que se me frite el cerebro.

"Cuando empecé a trabajar en plena cuarentena estaba de mal humor, me costaba disfrutar del día, lloraba, me obsesionaba con la limpieza para estar ocupada, ¡insoportable!".

9-¿Pudiste aprovechar el tiempo adentro de la casa para hacer algún arreglo?

-Hice un orden y una limpieza tan grande que siento que me ordené hasta el alma. ¡Tenía cosas del hogar pendientes desde que nos mudamos a esta casa hace un año, un desastre!

10-¿Qué es lo que nunca falta en tu casa durante la cuarentena?

-¡El vino en casa no falta nunca, y en cuarentena nos sobre-abastecimos de botellas! La hermana de Carlos, Mariana Gianella, es una sommelier muy reconocida que siempre nos recomienda las mejores cosechas.