Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El conmovedor relato de Arana al recordar a su papá: "Dos días antes de morir, me dijo 'te amo' por primera vez"

El actor abrió su corazón en PH, Podemos Hablar y dio detalles de cómo fue el vínculo con su padre. El video.

El conmovedor relato de Facundo Arana al recordar a su papá

 El momento denominado "punto de encuentro" que propone Andy Kusnetzoff en PH, Podemos Hablar todos los sábados, dio a lugar a varias emotivas historias que los famosos invitados comparten a corazón abierto.

En esta oportunidad, el conductor pidió que hablen aquellos que pudieron transformar el vínculo con sus padres o hijos. Y en medio de los emotivos relatos, Facundo Arana sorprendió con su experiencia personal: "Mi viejo murió hace unos años y lo hermoso es cuando pudiste resignificarlo. Cuando realmente tuviste el tiempo de poder valorar lo que pasaba, valorar que ellos hicieron, no lo que quisieron sino lo que pudieron, y cómo ellos también estaban en medio de su vida intentando criar a sus hijos", comenzó diciendo el actor.

"Mi viejo no sabía decir ‘te quiero’. Entonces yo le decía ‘pa, te quiero’ y él me miraba del mismo modo y me decía ‘igualmente’, con la pausa del que trata de decirlo pero no puede".

Luego, dio más detalles de su vínculo con su papá: "Mi viejo era Juez y era encontrarme con una pared. Mi vieja era la que todo el tiempo me daba como un 'amor de guerrilla' porque me cubría de una cosa que para mí era impresionante".

"Mi viejo no sabía decir 'te quiero'. Entonces yo le decía 'pa, te quiero' y él me miraba del mismo modo y me decía 'igualmente', con la pausa del que trata de decirlo pero no puede", agregó, conmovido.

Y dos días antes de morirse, yo me iba del sanatorio y le digo ‘chau, pá, te amo’… ‘te amo’, le dije. Y me responde ‘yo también’. Ahí me vuelvo sobre mis pasos y le pregunto ‘¿qué dijiste?’. Y me miró desde la cama, y me dijo ‘te amo, yo también’, y ahí me fui".

Y cerró, erizando la piel a todos los presentes: "Y dos días antes de morirse, yo me iba del sanatorio y le digo 'chau, pá, te amo'… 'te amo', le dije. Y me responde 'yo también'. Ahí me vuelvo sobre mis pasos y le pregunto ‘¿qué dijiste?’. Y me miró desde la cama, y me dijo ‘te amo, yo también’, y ahí me fui. Fue como que mi vida con él terminó bien en el último segundo de la película".