La confesión que Alejandro Fantino le hizo a Santiago del Moro sobre su muletilla favorita: "El 'pará, pará' es tuyo"

Animales sueltos tuvo una entrevista íntima con el animador de Intratables. Además, la divertida anécdota de Santiago sobre su primera reunión con Liliana Parodi.

El mano a mano de Santiago del Moro con Alejandro Fantino en Intratables

Santiago del Moro estuvo por primera vez como invitado de Animales sueltos y la jugosa charla se extendió sobre los comienzos del conductor de Intratables, su vida familiar y por supuesto, sobre la gran pasión que comparten con Alejandro Fantino: la televisión.

Fantino a Del Moro: "A vos te estudio. La forma que te parás, la forma en que te movés… El 'pará, pará'. Eso es tuyo, no es mío", reveló. "El 'pará, pará' lo traigo de Much Music. Eso es mío de la vida, de mi acelere", admitió el conductor de Intratables.

Fantino le terminó contando que estudiaba a los animadores de la TV argentina y de afuera, y que por supuesto, también tenía analizada su forma de trabajar en el ciclo de América. El momento para confesarle que la autoría de la famosa muletilla suya del "pará, pará", es de la autoría del Moro. ¡Toda una revelación! "A vos te estudio. La forma que te parás, la forma en que te movés… El 'pará, pará'. Eso es tuyo, no es mío", contó y Del Moro lo ratificó. "El 'pará, pará' lo traigo de Much Music. Eso es mío de la vida, de mi acelere", dijo.

Además, Santiago dio detalles sobre la primera reunión que tuvo con la actual gerente de contenidos de América, mucho antes de convertirse en una de las figuras de ese canal. "No sé si puedo contar esto. La primera reunión que tengo con el canal la tengo con Liliana Parodi. Era áspera", comenzó la divertida anécdota, que da cuenta de su osadía.

"Tenía un escote hasta por el ombligo, los pechos… era medio vedette en ese momento. Yo estaba sentado, la Parodi hablaba con 5 teléfonos, puteando y yo pensaba '¿cómo desactivo esto? ¿qué le digo a esta bomba atómica para empezar a negociar algo?'. Le dije '¿te puedo decir algo?'. Corta el teléfono, me dice '¿qué pasa?' y le digo 'qué escote, me gusta mucho tu escote'. ¡Se lo dije a propósito! En ese momento se empezó a caer todo. Era a todo o nada", finalizó.