Ciro Pertusi, tras la aparición de sus polémicas declaraciones de hace 20 años sobre menores: "Entiendo que al leerlas suenen mal, a mí también me pasa y no me gusta"

El exlíder de Attaque 77 habló sobre unas notas en las que hacía referencia a su supuesto gusto por menores de edad.

Ciro Pertusi habló de sus declaraciones de hace 20 años.
Ciro Pertusi habló de sus declaraciones de hace 20 años.

En la noche del domingo el nombre de Ciro Pertusi (48), actual cantante del grupo Jauría y exlíder de Attaque 77, se convirtió en TT en Twitter. Sin embargo, esta vez no fue por una canción nueva o algo referido a su carrera musical.

El tema por el que todos hablaban de Ciro es mucho más serio y polémico. En una entrevista publicada en 1997 por el perodista Pablo Krantz en la revista Inrockuptibles, Pertusi fue consultado por el tema Páginas pegadas, de Attaque, que dice en una parte: "... Noches de insomnio, ritos en tu honor
revistas con sus fotos secretos del cajón
páginas pegadas, mi mano sin control
jugo de perlas derretidas para vos
sobre tu abdomen sentirás, que cae plasticola natural
leche condensada de pasión...
con vos tuve mil noches de placer
y nunca nos vamos a conocer... ".

En 1997, Ciro Pertusi dijo: "Páginas pegadas, la canción de Attaque 77, tiene dos aspectos. Por un lado, hace referencia a la invasión sexual en la televisión, y por el otro dice que a tipos como yo les gustan las nenitas, me hago cargo, no tengo drama. Cuando me drogué dije que me drogaba, cuando no me drogué dije que no lo hacia. Uno no tiene por qué andar alardeando con esas cosas. Aunque quizá sí alardeo en este aspecto. Me hago cargo de mi gusto y de mi vicio. Me da un poco de bronca tener que andar cuidándome: te pueden meter en cana. Pero me di cuenta de que las chicas no tienen drama. No me junto con una chica y la fuerzo".

Pertusi respondió: "Esa canción tiene dos aspectos. Por un lado, hace referencia a la invasión sexual en la televisión, y por el otro dice que a tipos como yo les gustan las nenitas, me hago cargo, no tengo drama. Cuando me drogué dije que me drogaba, cuando no me drogué dije que no lo hacia. Uno no tiene por qué andar alardeando con esas cosas. Aunque quizá si alardeo en éste aspecto. Me hago cargo de mi gusto y de mi vicio. Me da un poco de bronca tener que andar cuidándome: te pueden meter en cana. Pero me di cuenta de que las chicas no tienen drama. No me junto con una chica y la fuerzo: cuando veo una que me gusta por la calle, la sigo con la bicicleta, le digo '¿Qué tal, cómo estás?', me pongo a charlar. Si me da bola, bien, si se asusta, me voy a la mierda porque yo también me asusto. Me pasó en el subte: una nenita preciosa -con una mochilita- me miraba y me sonreía. De repente termina el recorrido, me bajo, me paro al lado de ella y ella empieza a correr, porque yo era dos veces más alto. Agarré y me metí dentro del subte para irme de vuelta a la otra estación. He vivido buenos amores platónicos con chicas de siete años, cosas muy lindas, de vernos y tener deseos el uno del otro. Pero hay gente a la que no le podés hablar de esto. Les pinta la típica historia de 'Porque mi hija...' ¡Si yo también tengo una hermana de quince años, y también fue una nena! ¡Pero todo bien! Hay muchas cosas que nadie ve... Es posible una relación entre un hombre grande y una nenita. Pasa que se creen que uno es un degenerado, piensan: 'Este hijo de puta lo que quiere es agarrar y sentarse a la nena encima'. Yo no me engancho en esa, excepto si está todo claro y la nena viene y quiere hacerlo. Si lo quiere hacer y me vuelve loco con eso, lo va a lograr".

 

El periodista, entonces, le repreguntó: "¿A los siete años?". Y Ciro siguió: "No creo que a los siete años me molesten mucho, pero a los catorce me ha pasado. Chicas que me persiguieron, que me enfermaron la cabeza. No les di bola porque a mí antes no me despertaban nada. Sin embargo, un día empecé a darme cuenta de que eran re lindas, de que la pose infantil que tienen es buenísima. Porque está bien que las minas sean pelotudas a esa edad, pero que sean pelotudas a los veinticinco ya no se puede entender".

Rápidamente, estas declaraciones empezaron a viralizarse y aparecieron otras, de contenido similar, hechas en la revista Humor: "Pienso realmente que el amor no tiene edad, sinceramente. Y cuando hablo de amor, hablo de amor y no de otras cosas, por eso yo creo que interpretaron mal mis palabras, y además creo que es porque tienen la cabeza retorcida. Como no se pueden hacer cargo ellos de lo que les está pasando por la cabeza, de que les resulta extraño imaginar a un tipo como yo, de 1 metro 90, con una nenita, enseguida al toque me lo endosan a mí. Cuando yo hablo de amor, ¿quienes son los que realmente ofrecen un amor sano, y libre de todo interés sexual? No hay nada más sano y libre de interés sexual que las niñas… En Brasil conocí a una nenita de 8 años que se llamaba Adriana y otra se llamaba Priscila; paraban en la misma posada que mi mujer y yo. Cuando llegamos, las dos tuvieron un flash conmigo y yo tuve un flash con ellas; eran dos nenas preciosas, negritas, con rulitos rubios, eso que no existe… Todo el día miraban novelas brasileñas y se colgaban con los besos, estaban obsesionadas… Jugaban a que eran madres y que tenían novios y todo el tiempo estaban pendientes si Sandra y yo nos besábamos, a ver si éramos como las novelas. Venían con nosotros a todos lados. Adriana estaba siempre abrazándome y se me colgaba como un monito; yo era un poco reacio a todo eso, porque me sentía raro. Pero los padres de ella estaban ahí adelante y se reían, y estaba todo bien y nos invitaban a comer, y hasta nos impulsaban a que nos largáramos un poquito ese prejuicio metropolitano que teníamos, un poco atrasado… El último día, cuando me voy a ir, la nena empieza a largar una perorata de frases hechas, de TV: 'te vas a ir y no vas a volver jamás, eu quero ficar con você', ¡y me agarraba de la pierna! Sus padres la sacaron, para que yo me fuera, pero después la nena viene y me dice: 'un beso', me dice. Yo le doy un beso en la mejilla, y me dice ‘en la sua boca’, y me da un beso, un chupón, en la boca, no de lengua, hermoso… Y yo me quedé así, sorprendido, y los padres me saludaban, todo bien, y no era que me estaban regalando a su nena. Me estaban hablando de amor, de algo que yo venía cerrando. Creo que cuando se interpreta mal algo así, es un pecado de los más grandes. Después, fuera de todo eso, que a mí me gusten las minas de 15 años, es otra cosa…".

En la revista Humor, Ciro volvió a hacer referencia al tema: "En Brasil conocí a una nenita de 8 años que se llamaba Adriana y a otra, Priscila; paraban en la misma posada que mi mujer y yo. Cuando llegamos, las dos tuvieron un flash conmigo y yo tuve un flash con ellas; eran dos nenas preciosas, negritas, con rulitos rubios, eso que no existe… Todo el día miraban novelas brasileñas y se colgaban con los besos, estaban obsesionadas… (...). Venían con nosotros a todos lados. Adriana estaba siempre abrazándome y se me colgaba como un monito; yo era un poco reacio a todo eso, porque me sentía raro. Pero los padres de ella estaban ahí adelante y se reían (...). El último día, cuando me voy a ir, la nena empieza a largar una perorata de frases hechas, de TV (...). La nena viene y me dice: 'un beso', me dice. Yo le doy un beso en la mejilla, y me dice ‘en la sua boca’, y me da un beso, un chupón, en la boca, no de lengua, hermoso… Y yo me quedé así, sorprendido, y los padres me saludaban, todo bien, y no era que me estaban regalando a su nena. Me estaban hablando de amor, de algo que yo venía cerrando. Creo que cuando se interpreta mal algo así, es un pecado de los más grandes. Después, fuera de todo eso, que a mí me gusten las minas de 15 años, es otra cosa…".

 

LA RESPUESTA DE CIRO PERTUSI

Con en tema no sólo en las redes sociales sino en todos los medios, Ciro decidió responder, primero a través de un posteo desde la cuenta de Facebook de Jauría, su banda. "Me siento muy dolido al enterarme que después de tantos años de conocerme, muchas personas no hayan dudado un instante en querer relacionarme con una tema de connotaciones tan delicadas y repudiables desde lo moral, legal y ante todo lo humano cuando he fundamentado en mis 48 años de vida que siempre mi motor artístico y personal fue luchar (y lo sigue siendo) contra todo tipo de injusticias y abusos. Hace décadas que me conocen por ser una persona de hablar bastante en las entrevistas y ser claro con mis conceptos. Reiteradas veces he declarado que rara vez he sido beneficiado con los medios gráficos ya que por mi modo de expresión algo extensa, suelen omitir, cortar u obviar el total de mis palabras en pos de que la entrevista ocupe un espacio determinado en cantidad de hojas, ya sea en revistas, diarios etc. Por eso prefiero hacer entrevistas en persona, sea en TV , radio o telefónica y últimamente hasta he pedido explícitamente a mi representante que aquellas entrevistas que sean para medios gráficos las pueda hacer directamente de mi puño y letra para que luego no pasen cosas como la de la nota en cuestión...", dice parte del escrito.

En la mañana del lunes Pertusi también habló del tema en Vorterix, con Mario Pergolini: "No me puedo hacer responsable por toda esta ola. Entiendo que son temas escabrosos y es uno de los pavores más grandes que a alguien cercano le pase algo como violación o abuso. Hace poco viví una situación muy cercana y prefiero no hablar pero tuve que tomar determinaciones yo. Tengo miedo y pavor. Fue una nota desafortunada y no creo que hubiese mala leche, pero hablábamos de las relaciones y para mí todo es de común acuerdo y recíproco y que todo es válido, dentro de algunos parámetros o límites. ¿Cómo va a ser compatible que una criatura de 7 años tenga una relación con un adulto? Lo único que cabe ahí es el amor en su máxima expresión. Si hay algo por lo que pongo las manos en el fuego es el amor de un niño".

Pergolini: -Es re loco que tengas que aclarar algo así.

Pertusi: -Es increíble, es cuestión de hacer noticia de cualquier cosa y como soy más popular, lo ponen y después no me van a pedir disculpas. Yo me había olvidado de esa entrevista. Sí tuve que dar explicaciones de una nota con Olmedo, en mi vida me he relacionado con mujeres menores que yo pero siempre de común acuerdo. Mi pareja actual tiene 17 años menos que yo. La madre de mi hija, también. La mujer de Pappo lo conoció cuando tenía 16 años y se amaron. ¿Cuál es el problema? La nota esa está mal redactada, hay cosas que yo he dicho y no están. Como yo hablo mucho y tengo conceptos bastante claros y certeros, necesito explayarme y si me la cortan, ya sea mal o bien intencionado, va a ser un problema para mí. Por eso trato de no dar tantas notas. Ahora están los de Crónica poniendo placas rojas que dicen 'A Ciro le gustan las nenas de 7 años' y yo les digo 'sí, me gustan las nenas de 7 años, son lindas, son sanas, son puras. Los niños me gustan, amo a los niños a los ancianos, a los perros, ¿cuál es el rollo? ¿Tan enfermos están que no pueden amar?'. Puedo amar a mis amigos y amigas, recién ahora estoy aprendiendo a eso, a tener amigas. Acá estamos viendo qué es lo que hace el otro no sé por qué. Entiendo que lean mal esa nota, me pasa a mí mismo y no me gusta, pero tienen un aval. Hace 48 años que estoy en esta tierra. Puedo deber impuestos, tener alguna deuda, decir una puteada, pero de eso no vayas a dudar. Yo amo puramente y de corazón. Los que hablan no me conocen.

Ciro en Vorterix en la mañana del lunes: "Entiendo que son temas escabrosos y es uno de los pavores más grandes que a alguien cercano le pase algo como violación o abuso. Hace poco viví una situación muy cercana y prefiero no hablar pero tuve que tomar determinaciones yo. Tengo miedo y pavor. (...) ¿Cómo va a ser compatible que una criatura de 7 años tenga una relación con un adulto? Lo único que cabe ahí es el amor en su máxima expresión. Si hay algo por lo que pongo las manos en el fuego es el amor de un niño (...). Ahora están los de Crónica poniendo placas rojas que dicen 'A Ciro le gustan las nenas de 7 años' y yo les digo 'sí, me gustan las nenas de 7 años, son lindas, son sanas, son puras. Los niños me gustan, amo a los niños a los ancianos, a los perros, ¿cuál es el rollo?".

Pergolini: -Te agradezco que hayas hablado, el que quiera entender va a entender. Yo te conozco y avalo tu comportamiento.

Pertusi: -Hoy me llamaron los padres de los compañeritos de mi hija para darme su apoyo porque se quedan a dormir en mi casa.

Pergolini: -Está claro, este es un buen tipo. Cuando vos buscás tanto para atrás, fijate qué hizo para adelante.