Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Cinthia Fernández: "Francesca tiene un problema de crecimiento; es doloroso para mí y no estoy preparada"

La bailarina reveló que su hija menor debe realizarse un costoso tratamiento con el médico de Messi. Video.

Cinthia Fernández habló del problema de crecimiento de su hija Francesca

Cinthia Fernández sorprendió a todos en Los Ángeles de la Mañana al revelar la dolorosa situación familiar que enfrenta con su hija menor, Francesca. “Mi hija chiquita es bajita y la viven gastando. Son tremendos los nenes y tienen cinco años", comenzó.

"Ella tiene un problema de crecimiento y la tengo que hacer tratar. Fran en noviembre cumple cinco. Es un procedimiento bastante doloroso y no estoy preparada psicológicamente, lo tengo que hacer cuando tenga tiempo y esté decidida porque es bastante doloroso”, agregó.

"Es un estudio bastante invasivo. Tengo las órdenes, lo que no tengo es el coraje para hacérselos. No estoy preparada psicológicamente".

Luego, contó que fue su novio, Martín Baclini, quien se dio cuenta de lo que sucedía. “Él no conocía a las nenas y una noche me llevó a casa. Lo sentí y le dije si quería subir a conocer a las nenas, que estaban durmiendo. Subimos y les dio un beso en la cabeza a cada una, y se frenó en Fran”, relató Fernández.

“Bajamos, mi vieja le hizo un café, vio una foto de Fran y preguntó cuántos años tenía. Y dijo ‘perdón que se los diga, ¿pero no es un poquito bajita para su edad?’. Le contesté que Matías (Defederico) y yo somos chicos, que tampoco podíamos esperar a (ManuGinóbili. Y me dijo ‘yo la voy a lleva a un médico de Rosario’. Un día la pasamos a buscar por el colegio y Fran dijo ‘¿este quién es?’. Fue Martín el que se dio cuenta. La llevamos al médico de Lionel Messi en Rosario, que es especialista en crecimiento”, completó.

"Martín fue quien se dio cuenta. Juntos la llevamos al médico de Messi, en Rosario. Es un tratamiento que cuesta mucho dinero. Martín me ofreció el dinero y me dijo que me despreocupara".

“El doctor me dijo que estaba por debajo de la media y que había que hacer un estudio que es bastante invasivo. Que tengo las órdenes, pero lo que no tengo es el coraje para hacérselo”, admitió con dolor.

“Es un tratamiento que cuesta mucho dinero. Martín me ofreció el dinero, fue lo primero que me dijo. Yo le dije que no lo podía pagar al médico y me dijo que me despreocupara, que él se hacía cargo y después veíamos cómo se lo trasladamos al padre y le avisé a Matías”, concluyó Cinthia.