Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Celina Rucci contó que mira pornografía y "escandalizó" a sus compañeras con su 'hallazgo porno'

La panelista "alarmó" a las integrantes de Incorrectas con su descubrimiento hot y le pidieron, con humor, que se retire del panel.

¡Derrapó y se fue! Celina Rucci confesó que mira pornografía y escandalizó a sus compañeras con su 'hallazgo porno'

El debate sobre sexo en Incorrectas dio paso a una inesperada confesión sin filtro de Celina Rucci (41). Luego de escuchar a Silvina Luna contar que había tenido "una experiencia sexual con una mujer", la panelista habló en primera persona sobre sus gustos e inquietudes más hot.

"Yo miro pornografía porque me calienta mucho. Ahora hay un porno más para la mujer", contó Rucci, generando la risa de sus compañeras.

"Yo miro pornografía porque me calienta mucho... ¡Es muy fuerte lo que voy a contar! Pero, bueno, hay una pornografía que se llama prolapso anal", dijo Rucci.

Entusiasmada con la declaración, Moria Casán le pidió que amplíe, sin imaginar que Celina ¿derraparía? con una minuciosa observación. "Les quiero contar algo que es terrible, porque uno va buscando, va navegando (en Internet) y de golpe aparece algo que se llama. ¡Es muy fuerte lo que voy a contar! Bueno, hay una pornografía que se llama prolapso anal", señaló Rucci, generando una reacción alarmante en las panelistas, pero sin sorprender a la conductora. "Ah, sí, prolapso anal, es como que se te cae", dijo Casán. Y Celina la corrigió: "No, no se les cae, ¡lo sacan para afuera!".

Ante tanto detalle las panelistas acotaron, una tras otra: "Ay, no, no, me retiro, dejalo ahí", "¡qué asco!", "te fuiste al pasto" y "volvamos al lugar más raro (donde tuvimos sexo)". La divertida reacción de Rucci fue retirarse por un instante del panel.

Cerrando el inesperado momento televisivo, la One defendió la libertad de expresión: "No, chicas, no tiene que ser mala palabra ‘prolapso’, ‘menstruación’. En un mundo en donde se hablan obscenidades, en cuanto corrupción, dinero, y todo, la gente tiene asco de hablar de menstruación. ¡No! No hay que tener vergüenza".