Carmela Bárbaro presentó a su nuevo novio: "Cuando empezamos a salir yo ya estaba embarazada"

La panelista de Los Ángeles de la Mañana y su pareja, un profesor de yoga tandilense, hablaron con revista Pronto.

El año pasado, Carmela Bárbaro (39) sorprendió a todos al contar su decisión de ser madre soltera. El presente la encuentra feliz con su bebé Manuel (5)… ¡y enamorada!

La panelista de Los Ángeles de la Mañana posó para revista Pronto junto a su nuevo novio: Sebastián Tear, un profesor de yoga tandilense de 41 años, a quien conoció durante las clases que él dictaba. Tras dos años de amistad, la relación creció y hoy son pareja.

“Cuando empezamos a salir yo ya estaba embarazada. No tuvo ningún inconveniente con que estuviera por ser madre en unos meses y lo tomó muy natural”, reveló la ex de Gerardo Rozín, con quien también es mamá de Elena (6).

Sobre el inicio del romance, Bárbaro confió: “Mientras estaba embarazada sumé unas clases de yoga especiales con él que me ayudaban a complementar las de pre parto y ahí nos fuimos acercando. Se podría decir que nos conocimos charlando”.

¿La periodista sintió algún tipo de inhibición con el cuerpo? "Me sentía espléndida durante el embarazo y ahora también. Me sentí muy bien y él al ser profesor de yoga ya había trabajado con mi cuerpo, ya lo conocía en todas las circunstancias posibles".

Al ser consultada sobre si sintieron miedo al ponerse en pareja durante el embarazo, Carmela no dudó: “Soy muy relajada y él también. No fue una conversación que hayamos tenido que atravesar. No nos sentamos a pensar qué hacer ni nada similar, el embarazo no fue ningún problema”. Y su novio agregó: “Nunca tuvimos miedo, fue fluyendo todo normal”.

¿La periodista sintió algún tipo de inhibición con el cuerpo? “Me sentía espléndida durante el embarazo y ahora también. Me sentí muy bien y él al ser profesor de yoga ya había trabajado con mi cuerpo, ya lo conocía en todas las circunstancias posibles. Hay que tener en cuenta que me conoció de jogging a las siete de la mañana y con cara de dormida, y sin embargo decidió ser mi novio igual (risas). Ya conocía mi peor cara. Un día que me vio maquillada no me reconoció”. De hecho, Sebastián confesó no saber nada sobre la fama de su novia: “No sabía que ella trabajaba en la tele, no tenía idea de quién era y me gustó igual”.