Ciudad Magazine

Notas Top

Carlos Colosimo, el tío de Wanda y Zaira Nara, habló desde la cárcel: "Tengo HIV, la mía es una muerte anunciada"

Acusado de abuso sexual a menores, el fisicoculturista rompió el silencio en Nosotros a la mañana y confesó su delicado estado de salud.

El tío de Wanda Nara rompió el silencio desde la cárcel: "Tengo HIV y desde que estoy acá mi carga viral es un desastre"

En agosto de 2015, Carlos Colosimo –el tío de Wanda y Zaira Nara- fue detenido tras ser acusado de haber abusado de al menos tres compañeras de colegio de su hija, de 12 años. 

A 9 meses de su detención, el fisicoculturista habló desde el correccional Nº 48 de San Martín con Nosotros a la mañana de la grave causa que afronta y confesó que tiene HIV, enfermedad que, según afirma, empeoró desde que está en prisión.

"Estoy en prisión hace 9 meses. Tengo HIV y mi carga viral es un desastre. Debe estar en 350.000 copias y los CD4 -nuestras defensas- en 300... Yo vengo anunciando a través de escritos al juez de Garantías de San Isidro, Diego Martínez, que acá, la mía, es una muerte anunciada".

"La caratula es abuso sexual en tentativa. Yo me entero de esto en el mes de agosto: llega mi nena diciéndome: 'Fulanita me dijo que vos la habías violado en el barco'. Yo le pregunté: '¿Vos sabés lo que es violar?'. (La amiga de su hija) Ahí le dijo: 'Bueno, no, no me violó, me tocó'. Y mi nena le dice: 'Si vino mi mamá'… Después nos empezamos a enterar que había un chico que gustaba de mi nena y esta nena que me denunció gustaba de este chico", declaró Colosimo en los primeros minutos de la entrevista con Tomás Dente, dando su visión de los hechos. 

Más allá de hacer pública su defensa, el detenido también habló de su enfermedad: "Estoy en prisión hace 9 meses. Tengo HIV y mi carga viral es un desastre. Debe estar en 350.000 copias y los CD4 -nuestras defensas- en 300. Lo que hace el virus es destruir nuestro sistema inmunológico. Yo vengo anunciando a través de escritos al juez de Garantías de San Isidro, Diego Martínez, que acá, la mía es una muerte anunciada, es cuestión de tiempo. Ninguno puede tener dudas de mis ganas de vivir". Por otro lado, Colosimo se mostró vulnerable al hablar de su hija: "No la veo hace 9 meses. La extraño. Espero que esto se soluciones pronto y se termine".

Más allá de lo expuesto, la delicada causa sigue su curso y será la Justicia la encargada de determinar su culpabilidad o inocencia.