Brenda Gandini se casa con Heredia, tras 8 años de amor y 2 hijos: "Será un casamiento sin leyes ni reglas"

La actriz celebrará su amor con el galán el año que viene en una singular ceremonia. ¡Detalles!

Brenda Gandini se casa con Heredia, tras 8 años de amor y 2 hijos: Será un casamiento sin leyes ni reglas
Brenda Gandini se casa con Heredia, tras 8 años de amor y 2 hijos: Será un casamiento sin leyes ni reglas

Luego de ocho años de amor y dos hermosos hijos, Brenda Gandini y Gonzalo Heredia decidieron que era hora de celebrar su historia con una gran fiesta y una boda singular. “Recién ahora puedo decir estoy lista para casarme, pero no te imagines una boda tradicional. La idea es celebrar el amor, renovar el vínculo, volver a elegirnos en esta nueva estructura familiar. Este año no creo, pero quizás el año que viene, quién te dice”, contó la actriz.

"No te imagines una boda tradicional. La idea es celebrar el amor, renovar el vínculo, volver a elegirnos en esta nueva estructura familiar".

Gandini explicó que el galán fue quien hizo la propuesta, mate de por medio. "Nada de casamiento civil, iglesia y esas cosas. Imaginamos una ceremonia moderna, celebrada por un amigo, sin leyes ni reglas. Yo por las dudas tengo los vestidos de novia de mi abuela y de mi mamá -que se lo hizo Gino Bogani- bien guardados. Igual, no creo que me entre el de mi madre porque ella era muy flaca", agregó.

"Nada de casamiento civil, iglesia y esas cosas. Imaginamos una ceremonia moderna, celebrada por un amigo, sin leyes ni reglas".

Además, Brenda habló de la dinámica familiar ahora que es madre de dos, Eloy (6) y Alfonsina (8 meses). “Tengo toda la paciencia del mundo, pero a veces se me suelta la cadena (...) Basta de mentir con eso de que la maternidad es estar todo el tiempo entre copos de algodón, sonriendo, en plenitud. También se duerme muy poco, se pierde la paciencia, tenés mucho menos tiempo para vos y, sobre todo, tenés que reencontrarte desde otro lugar”, aseguró.

“Al principio, me costó mucho el tema de amamantar a Alfon -con Eloy también me pasó-, me sacaba leche treinta veces por día y estaba en casa recién parida, todo mal. Obviamente que mis hijos son importantes, me corren de mi ego, me enseñan, me reconectan con la niña que fui, pero también tengo que admitir que hay días que quiero huir. Por suerte, tengo un hombre a mi lado que puedo decirle: ‘¿Sabés? Hoy no puedo más, estoy agotada de verdad’", cerró la actriz a pura honestidad, en la revista ¡Hola! Argentina.