Beto Casella y su ruptura con Carolina Wyler, tras 5 años de relación: "No hubo una pelea, a veces comemos juntos, pero hemos cambiado el formato porque dejamos de convivir" - Ciudad Magazine

Beto Casella y su ruptura con Carolina Wyler, tras 5 años de relación: "No hubo una pelea, a veces comemos juntos, pero hemos cambiado el formato porque dejamos de convivir"

El conductor de Bendita visitó la redacción de Ciudad y se refirió a su nuevo proyecto radial en la Rock&Pop. Además, dio detalles de su ruptura con la locutora.

Jean, remera, lentes oscuros, morral y zapatillas. Beto Casella (57) ingresa a la redacción de Ciudad, dentro del Centro de Contenidos Multiplataforma de Artear, relajado y sonriente. En horas comienza su renovado Bien Levantado en la Rock & Pop (irá de 9 a 13 hs.), luego de 9 años en FM POP y otros cuatro en FM Mega.

Ansioso por el nuevo debut radial, esperando la vuelta de la 13° temporada de Bendita por elnueve y con la noticia de su separación de Carolina Wyler (32) en los medios, Beto se lanzó a la charla sin concesiones.

"Con Carolina estamos en un impasse ya de unos dos o tres meses. El término 'separados' capaz lo aplico más para alguien que quizás "disolvió" la relación. En este caso no hubo una pelea, además tenemos contacto y a veces comemos".

-¿Cómo vivís este nuevo desafío que es cambiar de emisora después de tanto tiempo? ¿Cómo te preparás para el debut del jueves 1 de febrero?

-¡Terrible el nuevo desafío! Nervios no tengo, pero sí querés empezar enseguida, querés probarte. Estás con la cabeza en el público de toda la vida pero también pensando en que vas a otro lugar, con público propio, y que es posible que algunos se vayan o estén fastidiosos por el cambio de programación. No podés caer en la trampa de pensar un programa de radio para Rock&Pop porque yo hago un programa con un determinado formato, que voy variando y aggiornando, pero pensado para un público que yo me imagino. Entonces, apostás a que el público de Rock & Pop se quede y venga esa legión que me sigue desde hace tanto tiempo.

-¿Cuál es la estrategia para cautivar a esos oyentes de Rock&Pop que todavía no te conocen?

-Y... tenemos que lograr que sintonicen un ratito, de mala gana, y que por ahí escuchen algo y se queden. Me ha pasado en Mega y después también en FM Pop que hay oyentes que me decían "yo no te bancaba, pero un día me quedé escuchando y me gustó". La radio en general es eso, te quedaste un ratito y te gustó. Cuando yo era chiquito un día escuché Radio Rivadavia y me quedé años en AM. A mí me conmueven algunos chicos que me dicen "te escuchaba cuando iba al cole y hoy tengo dos hijos", ¡guau! Esos me fueron acompañando y yo los fui acompañando en su propia evolución vital, está bueno, es muy lindo. La radio, como la tele, te pone a prueba todos los días, tenés que salir a hacer las cosas bien, no me relajo. No es que me siento y digo "charlemos un poco en la mesa". No me gusta pasar dos temas musicales seguidos, el que quiera escuchar música que vaya a YouTube o Spotify. Todo indica que el oyente de FM de hoy busca gente hablando, haciendo algo periodístico o show.

-Siempre hablás de la importancia de tus equipos de trabajo, ¿cómo lo conformaste en este caso?

-Un gran desafío al cambiar de radio es que te permitan pasar tu equipo o gran parte de tu equipo, que no sólo es la mesa sino tu operador, gran parte de los productores, un par de humoristas y la verdad es que fueron generosos en Rock&Pop porque les hice una lista, sin abusar, para ver si por lo menos podía transportar a los compañeros de mesa como Alacrán, Lola Cordero, Fernanda Carbonell, el operador, el coordinador de producción... Todos ellos vienen conmigo y sumo a Elio Rossi que me gusta, me llevo bien, es picante, tiene información y además tiene algo que yo busco y es que, cuando surgen temas de pareja, hijos adolescentes, acompañen bien. Rossi es un tipo con opinión y eso me gusta por más que no estemos siempre de acuerdo.

-Caro Wyler, quien te acompañó en los últimos nueve años radiales no va a estar. ¿Cuál es el motivo de su ausencia?

-Ella es plantel estable de FM POP, estaba desde antes en la radio. Tiene mucha antigüedad, tiene su programa propio los domingos y movilizarla no era fácil y no le convenía profesionalmente. Algo se habló. Así que si ella puede conservar su laburo en POP, su antigüedad en la radio y su programa de los domingos que anda muy bien, sería un golazo.

"En el programa de Tomy Dente nosotros ya estábamos distanciados. Ella me había acompañado al programa, Tomy la vio, le pidió que se siente. Yo no tenía problema con eso. Fue más contar la historia".

-¿Están separados, entonces?

-Y, sí. Estamos en un impasse ya de unos dos o tres meses. El término "separados" capaz lo aplico más para alguien que quizás "disolvió" la relación. En este caso no hubo una pelea, además tenemos contacto y a veces comemos, pero hemos cambiado el formato que teníamos porque hemos dejado de convivir.

-A pocos días del fin de 2017, justamente, los habíamos visto por primera vez dando una nota juntos en Vino para vos, por canal KZO...

-Sí, lo que pasó en el programa de Tomy Dente es que nosotros ahí ya estábamos distanciados. Ella me había acompañado al programa, Tomy la vio, le pidió que se siente. Yo no tenía problema con eso, no iba a decir que no. Y la verdad es que la charla transitó  en torno a cómo nos habíamos conocido, que habíamos estado cinco años siendo compañeros sin que pasara nada. Fue más contar la historia y no me daba en ese contexto decir "en este momento no estamos juntos-juntos". Fue una nota muy cariñosa de Tomy y también sirvió para contar lo que fue en su momento que fue lindo.

-También viajaron juntos a Estados Unidos...

-No, no. Ahí yo me iba con Franquito (su hijo menor) a Miami, hicimos un crucerito y después nos fuimos a Paraguay con él y mi hermano. Ella tiene familia en Estados Unidos y por eso viajamos juntos.

-¿Con Patricia, la madre de tus dos hijos (Juan Pablo, de 27; y Franco, de 23) también mantenés una buena relación? ¿Cómo viviste la separación en este caso?

-Yo le desearía a todo el mundo que tenga una experiencia parecida a la que yo tuve al separarme de Patricia. Al que le pasó que el matrimonio original se le haya erosionado un poquitín y que por ahí haya hecho una nueva vida, le deseo que repita mi historia. Tengo una relación divina con Patricia, salimos a comer también. Aparte estoy muy encima. Ella tiene un negocio que le va muy bien pero todo el tiempo estoy preguntándole si necesita algo, por más que ella es muy autosuficiente. Y sí, por supuesto que a veces vamos a comer y los pibes siguen siendo un tema a pesar de que ya están súper independientes. El acompañamiento de Juampi y de Franco en mi proceso, primero de separado, después la relación muy incipiente con Carolina, al principio amistosa. Recuerdo que en ese caso les dije "saben, me estoy llevando muy bien con Carolina". Y bien, los pibes acompañaron eso y después se llevaron súper bien con ella. Debería ser siempre así, ¿no?

-¿Te sentís un afortunado en ese sentido?

"Yo le desearía a todo el mundo que tenga una experiencia parecida a la que yo tuve al separarme de Patricia, la mamá de mis hijos. Al que le pasó que el matrimonio original se le haya erosionado un poquitín y que por ahí haya hecho una nueva vida, le deseo que repita mi historia. Tengo una relación divina con ella".

-Sí, y a mí me parece que un poquitín cosechás lo que sembrás. Si por lo menos intentaste ser una buena pareja por mucho tiempo, creés que fuiste el mejor papá que pudiste, lo manejaste con respeto, se puede lograr. Los periodistas saben que durante años me estuvieron preguntando por mi relación con Carolina y por respeto a Patricia yo no decía nada. Alguien podría decirme "vos te separaste, a la semana podés decir que estás con quien quieras", hay tipos que lo hacen. Yo no soy de esa idea. A mí me parece que hay que respetar los tiempos. Algunos también me decían "che, ya es bastante tiempo", pero bueno, cada uno tiene el suyo. A mí me daba vergüenza salir en los medios, no blanquear con mis amigos. En la tele queda como "el jovato con una minita". Se dio esa relación, pero creo que lo he dicho, mi vínculo con una mujer pasa por la cabeza en un 90%.

-¿Cómo tomaba Carolina que vos no decías que estabas con ella?

-Nunca fue un planteo por suerte. Por supuesto que yo le explicité cuál era mi idea. Me acuerdo que en ese momento discutíamos con mi amigo (Fabián) Doman. Él me había llamado un día y me había contado que estaba saliendo con la primera chica que salió después de separarse de Evelyn Von Brocke (N. de la R.: Carolina Nuin, en 2013) y yo le dije "tenés que esperar, no lo hagas público porque podés tener quilombo". Y después lo tuvo. Porque si hay un poco de duelo todavía y vos salís a exponerte un poco, el otro puede reaccionar. A mí me parece que el que se va tiene que tener respeto, quizás puede parecer un poco anticuada mi posición.

"Con la salud soy alarmista. Me acuerdo a los 29, 30 años me hice tres análisis de HIV, estaba muy perseguido con eso. En general el varón es más insoportable cuando se enferma, más hinchapelotas cuando le duele algo, la mujer es más fuerte en esos casos".

-Cambiando de tema y yendo más al terreno de la salud y tus cuidados, ¿es verdad que sos hipocondríaco?

-Sí. Soy alarmista. Me acuerdo a los 29, 30 años me hice tres análisis de HIV, estaba muy perseguido con eso. Un sábado a la mañana había amanecido con un bulto acá (se toca la zona de la cara próxima a su oreja derecha) y era la etapa en la que se veían muchas campañas del tema, para prevenir. Y me acuerdo que justo prendo la tele y decían en una publicidad "vos podés ser portador". Yo me toqué el bulto que tenía ahí y me fui rápido a hacerme un análisis. Encima después no te daban los resultados a vos sino a tu médico, entonces cuando fui me pasó algo que no me lo olvido más. El médico llamó y me acuerdo esta escena del médico hablando por teléfono: "Ah, sí, sí. ¿Cuándo? Bla bla", para mí fueron siglos. Corta y me dice: "Ah, está todo bien". No sé si tenía un placer morboso pero bueno, me parece que el varón en general es más alarmista con esto de no tener salud para salir a trabajar y proveer. En general el varón es más insoportable cuando se enferma, más hinchapelotas cuando le duele algo, la mujer es más fuerte en esos casos.

"En esta nueva etapa de Bien Levantado en la Rock & Pop tenemos que lograr que los oyentes que ya escuchan la radio sintonicen un ratito, de mala gana, y que por ahí escuchen algo y se queden".

-¿Sos de cuidarte mucho? ¿Qué tips nos podés dar sobre tu alimentación por ejemplo?

-Sí, tengo una salud bárbara, no hago desarreglos, ¡ni alcohol tomo! Me convertí en abstemio casi. Puedo tomar un vinito o una copa de champagne para brindar, pero sino tomo gaseosa.

-Se viene la 13° temporada de Bendita. ¿Con qué vas a sorprender al público?

-Hoy grabamos la nueva promo. Vamos a sumar muchas cosas como música, unas coreos, unas chicas que cantan fabuloso. Me gusta eso y no parecerme al programa que hacíamos hace cinco años. Vamos a grabar algunas "ficciones", con mucha cosa de pareja, por ejemplo Pagani con Any Ventura, Edith conmigo en un sketch, por ahí en otro aparezco con Any o Maglietti, voy tratando de repartir. En este caso escribí los guioncitos y fui pensando quién podría ser parejita de quién en un principio. Va a haber mucho de eso y también exteriores, nos vamos a hacer un poco los youtubers todos.

-¿Cómo lo manejás a eso, vas probando y lo que funciona se queda?

-Yo no pruebo, lo que me gusta, queda. No dependo del minuto a minuto. Estoy en un canal que me deja hacer, hacemos un rating digno, módico, pero no me presionan.

-¿Qué pasó con Mariela Fernández, quien contó públicamente que no formará más parte de Bendita y que vos se lo avisaste por mensaje de texto?

-Todos los años se hacen cambios y eso significa por ahí rotar a la gente. Mariela estaba viniendo una vez por semana; la producción opinó un poquito y quizás temporalmente la reemplazamos y entran Mercedes Ninci y Carla Czudnowsky. Pero la verdad es que puede volver en cualquier momento.

-¿Te tocó a vos avisarle o te ofreciste a hacerlo?

-Me dijeron "mirá, vamos a sacar a Marielita un tiempo" y yo les dije "paren que yo le aviso". Como yo estaba de vacaciones afuera, le mandé un mensaje. Es medio natural en la tele que pasen estas cosas y ella no me dijo de juntarnos a hablar, pero si hace falta lo hacíamos. Es una conductora del carajo Mariela y buena compañera.

-¿Cómo manejás los diferentes frentes abiertos que tenés con algunos famosos, como Yanina Latorre, Luis Ventura y Eduardo Feinmann?

-Son gajes de un oficio que elegimos hace unos años de alguien como yo que tiene cinco horas y pico al aire. Ahora quizás no tanto, pero he tenido mi "pico". En general no eternizo los enfrentamientos ni tengo tantos para tantos años. También me pasa que me veo grande para andar peleando en los medios, así que si puedo no me peleo.

TE PUEDE INTERESAR