Araceli González y una triste confesión: "En un momento estuve embarazada de Fabián y lo perdí"

La actriz dio una nota radial en la que contó por primera vez que perdió un embarazo de su marido.

Araceli González y una triste confesión (Foto: web)
Araceli González y una triste confesión (Foto: web)
Araceli González, en Agarrate Catalina.

Transitando un exitoso año laboral, gracias a su papel protagónico en Los ricos no piden permiso, y con un matrimonio súper consolidado con Fabián Mazzei (50), Araceli González (49) abrió su corazón e hizo una inesperada confesión en el programa radial Agarrate Catalina por La Once Diez.

"Siempre está presente la idea de ser padres. No es algo que damos como finalizado. Pero también hay una realidad biológica de parte mía… En un momento quedé embarazada de Fabi y lo perdí. Esto nadie lo sabía. Y eso para nosotros fue muy fuerte".

"¿Fantaseas con volver a ser mamá o siguen con la día de adoptar un niño?", le  preguntó Catalina Dlugi. Y Araceli fue sincera en su respuesta: "Siempre está presente. No es algo que damos como finalizado. Pero también hay una realidad biológica de parte mía. O sea, ser mamá ahora quizás me resulta más difícil que a una edad más joven. En un momento quedé embarazada de él y lo perdí. Esto nadie lo sabía. Y eso para nosotros fue muy fuerte… Ahora, si vos me preguntás: '¿Te hubiese gustado tener hijos con Fabi?'. Yo te hubiera dicho: 'Me hubiese encantado tener un hijo con Fabi'". 

En la misma línea, la periodista le preguntó por qué no tomó la decisión, tiempo atrás, de congelar óvulos, y la actriz fue clara: "No pensé en congelar óvulos. Cuando me separé la última vez (de Adrián Suar) no pensé en tener una pareja, en rearmarme. Yo ya tenía dos hijos. Yo como mamá estoy consagrada", declaró, haciendo alusión a Florencia Torrente y Tomás "Toto" Kirzner.

Antes de finalizar la nota, y sin ocultar el gran presente amoroso que vive con su marido, Araceli destacó: "Definitivamente, Fabián es el hombre de mi vida. Él se va de casa y yo me voy con él. Que no me deje, por favor. No me imagino una vida sin él. Fabi ocupa un lugar muy importante. De hecho, a él lo aman todos los amigos de mi hijo. Lo habían elegido para que los acompañe al viaje de egresado. Pero por motivos de trabajo no puede".