Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Ángel de Brito intentó reconciliar a Amalia Granata con Marengo y no hubo caso: ¡Roció tiró una frase muy picante!

Las chicas se cruzaron en Los Ángeles de la Mañana y dejaron en claro que no hay tregua entre ellas. ¡Mirá qué pasó!

La relación entre Roció Marengo y Amalia Granata, irreconciliable

A esta altura es una pelea histórica, con varios capítulos que incluyen cruces de dardos y encontronazos al aire. Por eso, Ángel de Brito aprovechó la presencia de Amalia Granata (35) en el piso de Los Ángeles de la Mañana y el móvil telefónico con Rocío Marengo (36), para intentar lo que parecía imposible: que las chicas se reconcilien. Confirmado: es imposible.

Granata: "No me interesa (reconciliarme con Marengo). ¿Si la maternidad me volvió más sensible? No, al contrario. Estoy más furiosa que nunca. No duermo, no descanso bien, así que imaginate que en este estado no sería la ocasión".

"Está acá en el piso, por otro tema, Amalia Granata. ¿Podrían reconciliarse en algún momento, ahora que están más grandes?", indagó el conductor a Marengo, mientras Amalia escuchaba el diálogo atentamente. 

Con ánimos de calmar las agua, Rocío se mostró conciliadora: "Yo nunca tuve problema. Lo que pasa es que ella fue mala, entonces es difícil hablarse con alguien que no pide perdón ni da un paso al costado... qué se yo. Pero, de mi lado, igual está todo bien. Cuando vos ves que la persona tuvo golpes fuertes, y a ella le puede pasar conmigo, vas como bajando un cambio. Decís, 'bueno, ya fue'. ¿Cuánto más vamos a seguir? De mi lado está todo bien", expresó. 

Marengo: "Bueno… hay que ver la vida que tiene. Dios reparte. Que consiga un padre que la ayude, así es más fácil todo... De a dos es más fácil”.

Sin embargo, Granata fue tajante: "No, no me interesa. ¿Si la maternidad me volvió más sensible? No, al contrario. Estoy más furiosa que nunca. No duermo, no descanso bien, así que imaginate que en este estado no sería la ocasión", disparó la mujer de Leo Squarzon (43), con quien acaba de tener a su hijo, Roque (1 mes y medio). 

Tras escucharla y dejando de lado la tranquilidad, Rocío tiró una picante frase: "Bueno… hay que ver la vida que tiene. Dios reparte". Y cerró la puerta a una posible tregua: "Que consiga un padre que la ayude, así es más fácil todo... De a dos es más fácil”.

¡Mirá el picante ida y vuelta de Rocío Marengo y Amalia Granata en Los Ángeles de la Mañana!