Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Ángel de Brito y la clave de su éxito al frente de Los Ángeles de la Mañana: "Siempre trato de ser genuino con lo que me pasa"

Mano a mano con Ángel de Brito, entre el relanzamiento de Los Ángeles de la Mañana y su debut en La Academia

El conductor habló con Ciudad sobre el relanzamiento de LAM, de su participación en La Academia, su relación con los famosos y mucho más.

El 2020 fue un año atípico para todos debido a la pandemia pero para Ángel de Brito también significó un enorme crecimiento profesional: Marcelo Tinelli depositó en él la confianza y la responsabilidad de conducir el Cantando junto a Laurita Fernández. Desafío que aceptó y llevó a cabo con solvencia, mientras continuaba con éxito al frente de Los Ángeles de la Mañana (eltrece) y El Espectador (CNN Radio).

Una vez más, el conductor adaptó su vida para continuar honrando sus múltiples trabajos, dado que LAM cambió de horario y ahora arranca de lunes a viernes como siempre pero a las 9.30 hs. Además, en pocas semanas volverá a ser jurado de ShowMatch. Relajado y con buen humor, Ángel reconoció en una entrevista con Ciudad el esfuerzo que hará con placer para dedicarse a lo que más le gusta, que es trabajar en los medios.

“En lo único que me afectó el cambio de horario de LAM es en el sueño. Por lo menos en el primer mes de ShowMatch voy a tener pocas horas de sueño, porque vamos a terminar tarde y me voy a levantar muy temprano. Yo tengo incorporada la mañana a mi vida. Además, LAM había empezado mucho más temprano de lo que vamos ahora, estaba acostumbrado a venir al canal. Lo único que me complica es el tránsito y las pocas de descanso, que iré recuperando de alguna manera. Yo a la mañana arranco con mi desayuno y LAM. El resto de la vida queda para la tarde”.

"Tengo mucho tiempo de remises, que voy de un trabajo al otro. Ahí es cuando aprovecho para contestar y me gustan las redes, estoy muy presente. Por ahora me divierten, no las sufro".

Y por si no quedara claro cuánto ama su vocación, luego reveló: “Tengo mucho tiempo de remises, que voy de un trabajo al otro. Ahí es cuando aprovecho para contestar y me gustan las redes, estoy muy presente. Por ahora me divierten, no las sufro. Yo además sigo en la radio, con El Espectador en la CNN. Es el tercer año que estamos haciendo el programa con Pía Shaw, Pilar Smith, y seguramente también hagamos algo de tele con la empresa”.

Consolidado como referente indiscutido del periodismo de espectáculos, De Brito dio el gran salto en abril de 2016, cuando debutó con Los Ángeles de la Mañana, tras nueve años al frente de BDV en Ciudad Magazine. Las primicias certeras, el respeto que le tienen famosos y la habilidad para captar darle al público lo que necesita son solo algunas de las claves de su suceso. De todo eso y mucho más habló Ángel con este sitio en un mano a mano imperdible..

-¿Evaluaste cambios drásticos para el programa en su nuevo horario?

-LAM es un programa muy amplio, y sigue teniendo mucho de su espíritu original, y muchas sorpresas que van a ir viendo de a poco. Por suerte, el programa es un éxito desde que arrancó y no vamos a modificar grandes cuestiones. El cambio de horario nos permite tener otro tipo de información y de invitados que por ahí estaban trabajando en nuestro antiguo horario. O participantes de La Academia que ensayan y no podían estar en vivo en el estudio, y ahora van a poder.

"A mí no me gusta hacer lo que hacen todos los demás programas, cuando están todos con el mismo tema trato de ir por otro lado porque siento que el público también se agota de ver en cadena nacional todo el día el mismo policial, el caso Maradona o lo que pase en el momento".

-Los casos policiales suelen ocupar espacio en los magazines matutinos, ¿es una temática a incorporar?

-En estos seis años que llevamos en el canal hicimos de todo. Actualidad, hablamos de economía, policiales, violencia de género, famosos, hacemos entrevistas, móviles por distintas partes del mundo. Fuimos probando todo, es un programa muy amplio y por suerte tenemos la libertad de poder hacer lo que queremos al aire. Cualquier tema puede entrar, yo no tengo prejuicios, pero tengo que sentirlos, me tienen que interesar. A mí no me gusta hacer lo que hacen todos los demás programas, cuando están todos con el mismo tema trato de ir por otro lado porque siento que el público también se agota de ver en cadena nacional todo el día el mismo policial, el caso Maradona o lo que pase en el momento.

-Como amigo de Dalma y Gianinna Maradona, ¿estás en la búsqueda de su testimonio luego de que Matías Morla rompiera el silencio con Jorge Rial?

-Por supuesto, como todos. Dalma va a venir a LAM. De hecho, antes de la muerte de su padre estaba por venir a hacer de angelita durante una semana porque tiene muy buena onda con nosotros. Siempre viene todos los años, varias veces. Dalma va a venir charlar, ya lo hablé con ella, pero no quiere hablar hasta que no estén los resultados de la junta médica. El día que esté eso, se va a sentar acá a hablar un poco de todo.

-¿Hablaste con Rial por el estreno de TV Nostra?

-No, no hablé. Ahora no hablé. Me parece un gran conductor. Obvio que vi la nota con Morla y la verdad es que no me gustó el tono de Morla para referirse a varios temas. En particular a las chicas, Dalma y Gianina, con quienes creo que tiene un ensañamiento personal. Jorge se lo preguntó, y Morla se tomó las cosas personales contra Claudia, Dalma y Gianinna. Si bien era el enojo y la causa de Diego, creo que él se está maradonizando, por decirlo de alguna manera. Porque no es su tema, es un abogado y no corresponde, pero sabrá por qué lo hace. Morla es muy mediático también.

"A mí no me cuesta nada el conflicto entre Yanina y Andrea porque yo no me meto, las dejo. Siempre me preguntan que por qué no freno a tal, por qué no hablo de tal cosa, por qué no les pongo un punto, y es porque son mujeres mucho más grandes que yo".

-¿Se podría decir que con el éxito de Los Ángeles de la Mañana desbancaste a Jorge Rial, que cambió de rubro periodístico? ¿Te sentís el nuevo referente de los chimentos?

-Ustedes lo ven en Ciudad, tiene mucha repercusión cualquier cosa que hacemos, a veces hasta pavadas. Rendimos mucho en las redes y por suerte la gente nos sigue desde el primer día. Hemos tenido un montón de competencia enfrente, en todos los canales, nos han tirado con todo y por suerte seguimos adelante. Estamos muy contentos de hacer el programa. Trabajamos mucho, aunque no se note. Yo, particularmente, estoy atrás de todas las informaciones, de chequear, de los invitados y me gusta que pase esto de que el programa rebote, que se nutran los portales de las cuestiones que hacemos. Nosotros también nos nutrimos cuando vemos algo que nos gusta en Ciudad u otro lugar. Me parece que ese ida y vuelta tiene que ver con el éxito de LAM, que estamos atentos a lo que el público quiere escuchar, lo que quiere consumir. A veces tiene más que ver con el espectáculo. El año pasado hicimos todo un año de pandemia, la cubrimos todos los días, las dos horas dedicadas a eso como todo el resto de la tele. Pero por suerte también nos eligieron haciendo actualidad. Me encanta que LAM sea un éxito porque lo veo reflejado en la calle cuando me preguntan por las angelitas, que por qué no salen a hablar, que por qué hablan todas juntas, por qué tal es más insoportable que otra. LAM tiene vida propia y no lo comparo con otros programas.

-¿Cómo tomás las rispideces entre Yanina Latorre y Andrea Taboada, siendo jefe y amigo de ambas?

-Yo tuve muchas rispideces, acá y en la vida en general con amigos. A mí no me cuesta nada el conflicto entre Yanina y Andrea porque yo no me meto, las dejo. Siempre me preguntan que por qué no freno a tal, por qué no hablo de tal cosa, por qué no les pongo un punto, y es porque son mujeres mucho más grandes que yo. Tendrían que saber manejarse solas, no soy el papá; soy el conductor del programa, administro los tiempos, corto cuando me parece suficiente. Pero son todas señoras grandes que saben manejarse. Lo digo en este caso y en el de otros que ha habido, como cuando hubo cruces muy fuertes entre Analía Franchín y Nancy Pazos al principio, cuando se dijeron cosas espantosas. Graciela Alfano cuando estuvo se enfrentó a todas prácticamente. Nos ha pasado con muchas compañeras que han tenido discusiones. Yanina y Andrea son históricas, me parece que por eso llama más la atención, porque además tuvieron una relación de amistad que se terminó. Pero yo no voy a decir por qué se terminó, que lo digan ellas.

-Tenés la cualidad de dar las informaciones más sensibles u opiniones más filosas sobre los famosos, pero a su vez lográs que con el paso del tiempo ellos vuelvan a confiar en vos. Pampita es el caso más elocuente.

-Yo trato de ser genuino con lo que me pasa con los temas, no con las personas. Tengo enfrentamientos personales porque soy un ser humano, no soy un robot. A veces me voy de boca, me equivoco, soy soberbio, meto mucho la pata, pero sé recular y pedir disculpas. Sé hablar con la gente que se enojó. Tuve enfrentamientos públicos muy grandes y pude retroceder. A veces porque sentí que estaba mal, otras porque hablé con la otra persona y ella se dio cuenta de que estaba mal. Yo soy de hablar las cosas en privado, no sólo en público. En el caso de Pampita ya tenemos como un skecth, ya tenemos un ida y vuelta con Carolina. Yo la respeto mucho, trabajamos muy bien en el Bailando, me llevo bárbaro con ella como compañera de trabajo. No soy su amigo ni pienso igual, pero convivimos y ella tiene buena relación con la prensa en general, cuando le preguntás contesta y eso es muy valioso para nosotros, los periodistas. Porque ahora cualquier cuatro de copas ya no contesta los mensajes, bloquea. Por eso respeto a Pampita.

"A veces me voy de boca, me equivoco, soy soberbio, meto mucho la pata, pero sé recular y pedir disculpas. Sé hablar con la gente que se enojó. Tuve enfrentamientos públicos muy grandes y pude retroceder. A veces porque sentí que estaba mal, otras porque hablé con la otra persona y ella se dio cuenta de que estaba mal".

-Siempre fuiste súper crítico de China Suárez, pero en su momento habló con vos para blanquear la crisis con Benjamín Vicuña.

-Sí, tuvimos idas y vueltas. Con ella no tengo nada personal. Obvio que opiné cuando fue el tema del motorhome y obvio que se ofendió, pero supongo que lo entenderá como algo que fue muy expuesto. No es algo que expuse yo, no es algo que conté sino que contaron ellas.

-¿Cómo te imaginás a Jimena Barón en el jurado de La Academia?

-El orden del jurado va a ser que arranque yo, sigue Pampita, Jimena y cierra Hernán Piquín con las devoluciones. Con Jimena tuvimos idas y vueltas, obvio. El momento más difícil fue cuando sacó el tema ese (N del R: Puta) que fue tan cuestionado y acá tocamos mucho el asunto. Se habrá enojado, la verdad es que nunca lo expresó abiertamente, pero siempre tuve buena relación con ella. Ya estuvimos en un Bailando. Pero no sé cómo serán ella y Piquín en el jurado, porque son nuevos y es muy difícil el rol de jurado.

-¿En qué sentido lo decís?

-Muchos chocaron en ese certamen, incluso grandes figuras a las que les fue mal, abandonaron, sufrían, lloraban. Creo que con Pampita tenemos muy claro el rol y nos va a ser más fácil, y vamos a ver qué traen ellos. Le tengo un poco de miedo a sus reacciones, porque Piquín es medio loco, se enoja fácil, y Jimena es muy vehemente, no sé para dónde van a disparar porque los participantes suelen decir cualquier cosa, te salen con cualquier verdura, más allá de la devolución que uno da. Y se enojan mucho, porque la adrenalina lleva a que se calienten mucho. Veremos cómo se las ingenian.

"El 2020 fue un año muy difícil por la pandemia porque había muchas cosas que no se podían hacer en el Cantando. Directamente no me podía acercar a los participantes, no charlar con los jurados, era muy difícil porque estamos acostumbrados a tantos años de afectos, abrazo, cariño, chusmear, secretos, que no se dio. Era un clima muy frío que después por suerte se fue calentando".

-¿Pudiste disfrutar del honor y la responsabilidad de conducir el Cantando 2020 junto a Laurita?

-Sí, obvio. Para mí fue un honor que Marcelo y Adrian Suar me elijan para conducir en el prime time. Primero, que el canal me elija para conducir el horario más importante, y nos fue muy bien, tuvimos un promedio de rating muy parejo todos los meses igual durante todo el tiempo.  Era un programa por dos meses hasta que llegara Marcelo con ShowMatch, para cubrir ese bache, y nos quedamos varios meses. La pasé maravilloso con Laurita Fernández. Y de parte de Marcelo recibí una generosidad enorme, creo que conmigo hizo algo que no hizo con ninguno de sus conductores y es que directamente me dio su estudio, su casa, toda su producción. Estuvo muy presente colaborando, pero sin meterse demasiado. Dejándome hacer lo que quisiera como conductor, no me decía qué hacer, pero si le preguntaba él me decía, fue súper generoso conmigo. Con Marcelo trabajo hace 19 temporadas en sus empresas, que fueron cambiando de nombre, y el rol de jurado es muy divertido porque él me conoce, yo lo conozco. Sé cuando tengo que entrar, cuándo correrme y es muy divertido ser jurado. Hay gente que lo sufre y no entiendo cómo, pero a mí me divierte muchísimo.

-¿Vas a estar más relajado como jurado que como conductor?

-La conducción implica estar atento, mirando todo. Me encanta conducir, pero el 2020 fue un año muy difícil por la pandemia porque había muchas cosas que no se podían hacer en el Cantando. Directamente no me podía acercar a los participantes, ni charlar con los jurados, era muy difícil porque estamos acostumbrados a tantos años de afectos, abrazo, cariño, chusmear, secretos, que no se dio. Era un clima muy frío que después por suerte se fue calentando. Yo disfruto todo, conducir, en su momento ser panelista, notero. Todo lo que tenga que ver con la tele en la radio me encanta y disfruto cualquier rol.

-¿Quién de tus expanelistas no quisieras que regrese?

-Varias pidieron volver, pero no. La única que volvió fue Cinthia entre las titulares. También volvió Graciela Alfano, pero a ella la corro del panelismo porque es una figura histórica. De las otras, no me interesa que vuelva ninguna.

"La pregunta que siempre me hacen y me tiene podrido es si está embarazada Laurita o si está separada de Nicolás Cabré. Me la fumo cada vez que hago un #ÁngelRespode, y aclaro que no está separada ni embarazada".

-¿Cuál es la pregunta que más te hacen en tu #ÁngelRespode y no podés contestar?

-Hay muchas sobre embarazo. La que me tiene podrido es si está embarazada Laurita o si está separada de Nicolás Cabré. Me la fumo cada vez que hago un #ÁngelRespode, y aclaro que no está separada ni embarazada. Después, me preguntan mucho sobre mi vida personal, y saben que mucho no hablo, porque para eso es vida privada y la mantengo en privado. Después son preguntas de la coyuntura, ahora me preguntan por qué se pelearon Yanina Latorre y Andrea Taboada, y les digo lo que les contesté a ustedes, que es un problema de ellas que tienen que contar ellas.

-¿A quién te gustaría llevar al piso de LAM y no lo lograste?

-A Susana Giménez la sacamos al aire por teléfono, pero me encantaría tenerla de invitada alguna vez. Obvio que me gustaría tenerlos a Susana, Mirtha Legrand y Marcelo Tinelli, si quieren venir juntos, mejor. Ellos nunca vinieron al piso. De panelistas no lo sé. Dalma Maradona es una pendiente y la persigo desde que empecé. De hecho vino su hermana Gianinna en algún momento, pero Dalma no se anima porque dice que no tiene qué decir… Miren si no va a tener qué decir. Pero no tengo… Pasaron como 70 angelitas, fui probando todo el menú.

"Lo único que me molesta de algunas notas que hacen es que tergiversen lo que dije, o que interpreten que tal tweet fue para tal persona, cuando yo no lo pongo. Si quiero decir para quién es lo pongo. Eso eso es lo que por ahí me molesta".

-¿Cuál es el embarazo que te gustaría confirmar y tener la primicia?

-Mica Viciconte sería una linda noticia, y Laurita también, va a ser una bomba cuando sea mamá, pero es algo que tiene lejano. Lo charlamos bastante el año pasado, en los cortes del Cantando se lo preguntaba y me parece que está más enfocada en su carrera que en la maternidad.

-¿Te molesta cuando hacen notas sobre vos o lo que pasa en LAM?

-Lo único que me molesta de algunas notas que hacen es que tergiversen lo que dije, o que interpreten que tal tweet fue para tal persona, cuando yo no lo pongo. Si quiero decir para quién es lo pongo. Eso eso es lo que por ahí me molesta. Y si tengo relación y puedo llamar para aclarar y modifiquen si está mal puesto, lo hago, no hay ningún problema, como también lo hacen conmigo. Mucha gente me llama para decirme que las cosas no son de tal forma, que lo conté mal y yo lo rectifico. No me parece grave.

Por último, Ángel se animó a un divertido ping pong de los famosos:

-Pampita

-Me pone contento por ella que pueda disfrutar de este amor, ella sufrió mucho. Creo que un embarazo corona toda esta historia de amor que está viviendo. La veo bárbara y le deseo todo lo mejor. Es una persona que sufrió mucho, tuvo momentos muy duros en su vida, por eso me parece que merece una revancha y que se merece la felicidad.

-Juana Viale

-Con Juanita no tengo mucha relación, nos cruzamos cuando ella era chica en Canal 9, el año pasado fui a su programa, pero no tengo mucha relación. La vi crecer, le tocó un lugar dificilísimo como reemplazar a Mirtha y me parece que ella encontró su propio lugar, que hace el programa de otra manera totalmente distinta y le va muy bien. Me parece que arrancó una carrera que ni ella se esperaba y que se va a quedar en la conducción. Que vuelva Mirtha igual, que vuelva Chiquita y que Juana siga haciendo su propio camino.

-Jimena Barón

-Me divierte. Es una mina talentosa. Es una muy buena actriz, quizá ahora la música corrió a la actriz, pero me gustaría que vuelva a actuar.

-Yanina Latorre

-Loca, Yanina es loca. Muy loca. Me gusta que sea vehemente, que diga lo que piensa. En la mitad de las cosas pienso distinto a ella, pero LAM permite eso. Creo que con eso tiene que ver el éxito del programa, que somos muy distintos. Ella genera mucha reacción, llama mucho la atención, esa es la parte que más me gusta de su personaje. Después conozco a Yanina en privado, que es otro cantar.

-Cinthia Fernandez

-Yo la adoro. Me parece que es una compañera excelente, la conozco desde que era chica, la vi crecer en lo artístico y me parece que en LAM encontró su lugar de panelista. Probó en varios, pero me parece que este es el mejor programa para ella, porque le permite hablar de ella, es picante, sabe preguntar, discutir, yo la quiero en lo personal. Ella es amiga. Nos conocimos trabajando de casualidad, cuando vino como reemplazo y se quedó. Es la única que fue y vino. Es a la única que le permitimos volver.

-Beto Casella

-Con Beto tuvimos un muy mal momento cuando trabajábamos en Canal 9, nos llevábamos muy mal. Él ya trabajaba en Bendita y yo en un programa a la tarde. Pero después de algunos cruces fuertes que tuvimos nos llevamos bárbaro. Me encanta. A mí Bendita me gustó siempre, más allá de esos momentos raros que tuvimos con Beto, es un gran conductor, un gran periodista. En Bendita está más en el rol de animador, de generar debate, de anfitrión. Pero me parece un gran periodista, es muy bueno en la gráfica, y Bendita me parece un exitazo. Es uno de los pocos programas que tiene tantas temporadas encima, que se fue reciclando, tiene informes buenísimos. Me gusta mucho Beto en la tele.

-Viviana Canosa

-Me llevé siempre bien mientras trabajé con ella. Pero un día me echó y a partir de ahí tuvimos unos años de idas y vueltas, y hoy no tengo mucha relación. Está todo bien. La pregunta sobre quién es el intendente de Lugano (N del R: barrio del sur de la Ciudad de Buenos Aires), es un furcio pero nos puede pasar a todos, una burrada se nos puede escapara a todos. Pero me parece que a ella se la comió un poco el personaje. Esto de que siempre es perseguida, censurada, que la corren por algún lado. Creo que es muy buena profesional, que sabe cuál es su fuerte y lo explota al máximo. Me parece que la gente todavía no la compró en este nuevo rol.