Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Andrea Rincón contó que Wanda Nara la inspiró a cambiar su vida: "Le prendo velas todas las noches"

La exvedette se refirió en No es tan tarde a cómo la empresaria influyó en su carrera en los medios.

Andrea Rincón reveló cómo Wanda Nara "la salvó": "Le prendo velas todas las noches"

Aunque cada una tomó caminos diferentes, Andrea Rincón aseguró que Wanda Nara fue su “inspiración” para incursionar en los medios y la responsable indirecta de los comienzos de su carrera.

La actriz visitó No es tan tarde y Germán Paoloski le preguntó por qué afirmaba “Wanda me salvó". "Le prendo velas todas las noches", lanzó, entre risas Andrea. "Yo dije si ella puede, yo puedo", aseveró, sobre el momento en el que tuvo un “click” en vida.

"Yo estaba pasando un momento bastante difícil en un momento. Tenía otra realidad, que mucha gente tiene esa realidad”, empezó recordando. Las imágenes de Wanda haciendo un sensual baile y las pertenencias que ostentaba la hicieron verse y verla de otra forma.

"Cuando Wanda se bajó de bailar arriba de un escritorio, se subió a un Mini Cooper y dice ‘ahora voy a mostrar mi casa'. Y muestra un tremendo piso en Puerto Madero".

Las imágenes de Wanda Nara que le cambiaron la vida a Andrea Rincon

“Cuando vi a Wanda que estaba bailando arriba de un escritorio, la gente que estaba trabajando ahí esa noche la arengaba. Y yo decía súper envidiosa '¿no tiene amigas esta chica?'”, rememoró.

"Volví a mi piecita de pensión de dos por dos. Me puse en bolas, me miré al espejo y dije: 'acá algo tiene que cambiar'. Ahí fui a mi casa y le dije a mi papá que iba a ser vedette".

“Cuando se bajó del escritorio, se sube a un Mini Cooper y dice ‘ahora voy a mostrar mi casa'. Y muestra un tremendo piso en Puerto Madero”, aseguró, mientras se comparaba en auquel momento con Wanda.

"Yo volví a mi piecita de pensión de dos por dos. Me puse en bolas, me miré al espejo y dije: 'acá algo tiene que cambiar'. Ahí fui a mi casa y le dije a mi papá que iba a ser vedette", recordó, antes de tomar la decisión de anotarse en Gran Hermano. ¡Y el resto es historia!